“Y para qué seguir, me dice alguien, Corazón en mano de sus pobres pies cansados…”

El grupo ecologista Ben Magec son unos veteranos de la lucha por el ecosistema de Canarias. Sus actuales ocupaciones son quizás las más urgentes de toda su historia con sus campañas promoviendo el respeto hacia lo verde. Desde su NO al Puerto Industrial de Granadilla ( http://www.nopuertogranadilla.org/ ) junto con la asamblea de participación ciudadana Ya está bien hasta su protección de parajes protegidos como “El Rincón” y su oposición directa al cierre del anillo insular de autopista (en la que la citada asamblea también se encuentra en la lucha).

21.15 de la noche. El cantante tinerfeño Kakó enchufa su guitarra y da las gracias por su participación en este aniversario. Éste es un luchador nato del sindicalismo canario y siempre ha estado dispuesto para cualquier tipo de lucha cívica a la que le asista la razón. Hace unos años publicó su fijobotadoquequevá. En éste disco, disponible en su página web: http://www.kakofonias.com/ , se pueden encontrar varios de los temas que cantó en la tocata de esta noche. Desde “Que me embarguen”, “La humana vida de la gallinita” con su cocoguagua facilón y pegadizo, “Yo, tu, él, nosotros y ustedes (o Canarias entre dos continentes y ninguno es Europa)” y el reggae “Vienen subiendo”. Esta canción merece capítulo aparte ya que su video clip, que se puede bajar en la pag. Web antedicha, fue censurada en verano por la delegación de Televisión Española en Canarias. Como el mismo Kakó dijo: “al principio me enrabieté pero entendí que me habían hecho un favor: voy por el buen camino ya que molesto acomodadas conciencias.”

El segundo plato de la noche no era precisamente ligero. Jesús Garriga, del que ya hemos posteado algo en este blog, demuestra que se ha curtido en miles de batallas y tocatas. Del puñado de canciones que cantó, destacan títulos como “Sudor y sed” o una pseudo continuación de ésta: “Hijo del sol”. Su campo de lucha encarnizada por el derecho de las mujeres maltratadas es “Elena” en la que iguala distintos tipos de terrorismos y desenmascara la hipocresía social del laissez faire del “decasaparadentro”. Estamos deseosos de contar con su primer disco y nos consta su trabajo con Gonzalo Lasheras que pronto dará sus esperados frutos. Luis Quintana a priori no estaba en la lista del concierto. Fue para todos una sorpresa y se disculpó por no cantar más que su última canción por su estado de garganta. Se trata de una puerta abierta a la utopía y tiene episodios absolutamente asombrosos como Que el mundo fue y será una porquería sonaba en el cuarenta principal. La canción acaba con el eternamente recordado tango de Enrique Santos Discépolo que Luis sencillamente borda.

Es sabida por el amante canario y vasco de la música de autor la cualidad de Rogelio Botanz de atrapar a cualquier público. El ex – Taller Canario de Canción nos regala una cita con sus nuevas canciones de las cuáles sólo estaba editada “Y para qué seguir”. Ésta es una de las piezas de su disco de 2004 “Canta a Alfonso Sastre”. Narra lo que aconteció cuando dos viejos camaradas bolcheviques, majados de tantos golpes que da la vida, se encuentran en el desánimo. Las canciones del nuevo disco que Botanz esta produciendo no tienen desperdicio. Una de ellas “Big Bang” es sencillamente tan impresionante como el instante que trata. Se acaba el concierto acapella con un poema de Pedro García Cabrera, de su libro “vuelta a la isla”, del que se cumple este año el centenario de su nacimiento.