Jueves 19.01.06
Foto: canción a quemarropa

Ismael Serrano completó una buena jornada para los amantes de la música de autor. El concierto se desarrolló en el Aula Magna del Aulario de Guajara de la Universidad de La Laguna con media hora de retraso sobre el horario previsto. Fue el citado escenario, también, su primera actuación en Tenerife, lo había hecho en el marco del I Encuentro de Cantautores Universidad Solidaria, allá por 1997. Ha sido siempre un artista que ha demostrado fortaleza en el escenario. Da igual si el cantautor tiene a su banda a sus espaldas o está solo. En esta ocasión vino acompañado por su guitarrista habitual Fredi Marugán. El trovador empezó el concierto declarando «Cuando nos dijeron que íbamos a Canarias pensamos, al calor, ahora que hemos llegado a Canarias, dijimos; hemos llegado a Canarias». Era hasta cierto punto lógico que el madrileño se quejara del frío de Guajara. Nada importaba. Seiscientas cincuenta personas abarrotaban el recinto y desde la primera canción, ‘Dónde Estarás’, no hubo tregua. La gente coreaba tema tras tema demostrando así que no es jamás indiferente en un concierto de Ismael. Serrano se atrevió incluso a hacer versiones canciones de Joaquín Sabina (‘Y si amanece por fin’) y Silvio Rodríguez (‘Rabo de nube’). De todos modos el cantautor puso toda la carne en el asador. No es de los que se dedican a empalmar clásico tras clásico. Es más fue desgranando su ‘Naves ardiendo más allá de Orión’. ‘Dulce Memoria’, ‘Fragilidad’, ‘Elegía’, ‘Duermes’, ‘El vals del jubilado’ (¡Ay! esos bares cercanos a la plaza Mayor, esas discusiones de nuestros mayores)… casi no dejó canción de ese disco por repasar. «Si alguien tiene una petición, por favor…» decía, y a fe que se la hicieron. Sonaron por ejemplo ‘La extraña pareja’, ‘Últimamente’, ‘Vine del norte’, ‘Amo tanto la vida’, ‘Un muerto encierras’. Habían pasado ya dos horas y cuarto y el cantautor se despidió. Acto que no impidió que la gente en pie clamara ¡Otra! ¡Otra!. Así, dos bises completaron dos horas y media pasadas de emoción, buena música y espectáculo. El público, que no había abandonado el recinto, cantaba una jornada más ‘Papá, cuéntame otra vez’. Ismael, rendido, señaló, ‘Rectifico la frase, cuando nos dijeron que íbamos a Canarias, ¡Qué calor!’.La gira continuará por el Teatro Víctor Jara de Vecindario en Gran Canaria y el Teatro Chico de La Palma.ELEGÍA

«Hoy en los suburbios celestes te invita

en el peor antro a unos vinos el Durruti.
Un Seat 124 te espera en la salida con el motor encendido.
Tocan trompetas divinas una canción de los Chichos…»