Foto de German González extraída del portal www.muscana.com

Sólo por el gusto de leerlo ponemos una musicalización de Rogelio Botanz de un poema de Gabriel Aresti.

Nire poesia oso merkea da
herriaren ahotik
hartu nuen debalde,
eta debalde ematen diot
herriaren belarriari.

Nik ere badut nire egia
eta bankero jaunarenak
bezainbatedo baino gehiago
balio du.

Munduko gauza guztiak gastatzen dira:
gastatzen da osasuna, maitasuna,
deseoa…
bizioa, gutizia, bizia, eta erresen
gastazen da
munduko gauzarik iraukorrena,
gogorrena, dirua.

Inork badio: nire etxean eztago
bakerik
bila beza bakea hauzoko etxean
edo munduko basterrik azkenean
baina etxean bakea balu,
eztezala gerraik inun bila
bakea eta etxea galdoko baitu
munduko basterretan.

——————————–

Mi poesía es muy barata
gratis la recogí de la boca del pueblo
y gratis se la devuelvo al oído del pueblo.

Yo también tengo mi verdad
y vale, tanto o más, que la del señor banquero.

Todas las cosas del mundo se gastan;
se gasta la salud y el amor, el deseo y el vicio;
la codicia y la vida.

Y lo que más fácilmente se gasta
es la cosa más perdurable del mundo,
lo más fuerte…, es el dinero.

Si alguien dice; en mi casa no hay paz
busque la paz en casa del vecino
o en el último rincón del mundo;
pero si tuviera paz en su casa,
que no busque la guerra en parte
alguna
porque perderá la paz y la casa
por los rincones del mundo.