El ambiente musical y jazzístico de la isla de Tenerife está de luto. Ha fallecido el guitarrista Ruskin Herman. Importante exponente del jazz canario desde el comienzo, con Jazz Borondón, miembro de la Cebolla Jazz Band que aunaría el trabajo de Polo Ortí, Kike Perdomo y otros.

También fue, con su guitarra, una de las voces propias en uno de los grupos de experimentación y mezcla sonora más importantes de las islas: Gato Gótico. En la última etapa había fundado un proyecto llamado ‘Celtic Loops’ con el que iba haciendo grabaciones con su mandolina.

Desde primeras horas de la tarde, las redes sociales han sido un polvorín en donde se dejaba notar la terrible noticia.

En un reciente artículo leemos:

Ruskin Herman, de 52 años, es un viejo conocido de la escena musical de la Isla. Brillante guitarrista, destacó en el mundo del jazz e hizo carrera profesional acompañando a artistas de proyección nacional como Pedro Guerra. Hasta que un día se cansó de todo y decidió tomar distancia con los escenarios y la Isla durante un tiempo. Estuvo por Londres y el norte de la Península. Oxigenado y con la ilusión renovada, ahora vive volcado en un proyecto en solitario tan original como vanguardista, en el que mezcla folk británico con sonidos procesados. Él lo llama “musical ambiental”.

Ha sustituido la guitarra de toda la vida por una mandolina, instrumento de cuerda muy vinculado a la música de raíz de su país de nacimiento, Reino Unido. Durante una estancia en el País Vasco probó a tocar con ella en la calle, la experiencia le gustó y ha trasladado el concepto a la Isla: desde hace aproximadamente tres años es un habitual de las calles peatonales de La Laguna. Siempre con la mandolina entre las manos, sentado en su pequeña butaca, frente a un puñado de partituras y rodeado de pedales.

La innovadora propuesta la ha llamado Celtic Loops y no ha tardado en llamar la atención. Cada vez es más habitual verle actuando en salas y pequeños locales. Eso sí, sin dejar la calle. “Llevo más de tres años tocando en La Laguna con permiso del Ayuntamiento. Es lo que se conoce por busking (acto callejero). Me sirve para entrar en contacto con la gente, conseguir algo de dinero, aunque no lo suficiente, y ensayar mis ideas”.

Desde Canción a quemarropa queremos mandar nuestro máximo pésame y abrazos a la familia y amigos. La vida de un músico no se apaga hasta que dejen de ser escuchados sus discos. Descanse en paz.

ceboll10

Cebolla Jazz Band, Ruskin Herman haciendo lo que más le gustaba hacer…

 

Banner_Cancionaquemarropa