Una modesta casa en el East St. Louis, en el condado de St. Clair en el estado de Illinois, no tendría nada de particular si no fuera porque en esa humilde morada pasó parte de su infancia el trompetista y compositor americano más importante de la historia del jazz. Ahora, la iniciativa privada y el amor al jazz la quieren convertir en un museo dedicado a la obra del artista.

Tal y como ha informado el portal oficial del músico, se ha iniciado una campaña para la recogida de dinero con el objeto de pagar este sueño. Algunos de sus promotores, como Lauren Parks y Jasper Gery Pearson, declaran que “cuando se está dentro de la casa se puede ver el espacio donde el joven Miles Davis empezó su vida”, para añadir “ahí se hizo uno de los más grandes nombres en el jazz”.

160811_childhoodhome

Hay que recordar que el creador de discos como ‘Kind of blue’ o ‘Tutu’, Miles Deway Davis III nació en mayo de 1926, en el seno de una familia media en Illinois y pronto empezó a despuntar con la compañía de artistas como Charlie Parker o Dizzy Gillespie. Después llegaría a compartir discos y escenarios con todas las leyendas del jazz, siendo él uno de los principales hitos de la música en el siglo XX.

En 1959 registró el disco que le lanzaría directamente a la fama. La leyenda cuenta que Kind of blue sería tan popular que 1 de cada 2 familias americanas tendrían una copia. La grabación tuvo lugar en el 30th Street Studio de la Columbia Records en la ciudad de Nueva York en apenas diez horas repartidas en dos días, el 2 de marzo y el 22 de abril de 1959.

Acompañaron a Miles el legendario saxofonista John Coltrane y el contrabajista Paul Chambers, el equipo se completó con Julian “Cannonball” Adderley, en el saxofón alto, Jimmy Cobb a la batería y Bill Evans al piano. Su lanzamiento se produjo el 17 de agosto por el sello discográfico Columbia en formato mono y estéreo.

Banner_Cancionaquemarropa