Filmoteca Canaria finaliza esta semana la retrospectiva del cineasta francés Jean Renoir con la proyección de ‘El río’, su primera película en color, rodada íntegramente en la India en el año 1950. Nominada a varios galardones cinematográficos, entre ellos los Premios BAFTA a Mejor Película, la cinta se proyectará mañana, martes 21, en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria, y el jueves 23, en el Aguere Cultural de La Laguna, en Tenerife, a las 20.30 horas. La sesión es en versión original, con subtítulos en español

Basada en la novela homónima de la escritora inglesa Rumer Godden, la película tuvo como escenario los paisajes naturales de la India, a orillas del Ganges, ambientada en un momento posterior a una de las guerras mundiales y anterior a la independencia de este país. Cuenta la historia de una joven británica que va madurando, creciendo, descubriendo el amor, aprendiendo de la vida, mientras crece en ese paradisíaco ambiente, donde un río es la fuente de todas las actividades comerciales, elemento de solemne influencia que sirve de escenario a todo lo que acontece en esas tierras.

La protagonista reside en la India junto a sus padres, sus cuatro hermanas y su hermano pequeño. Su vida se verá agitada por la llegada del capitán John (Arthur Shields), un militar mutilado de guerra que viene a pasar una temporada en casa de un amigo de la familia durante su período de convalecencia. Con su llegada, la joven descubrirá sus sentimientos más románticos.

Hijo del pintor impresionista Auguste Renoir, el cineasta desarrolló a lo largo de su vida películas que tienen poco que ver con lo que hacían otros directores franceses de los años veinte del siglo pasado, algunas de las cuales se han podido ver en este ciclo de Filmoteca. Su tono lúdico y vanguardista que caracterizó los primeros años, dio lugar en los años treinta al periodo realista con títulos fundamentales de la historia del cine como “Boudu salvado de las aguas” (1932), “El crimen de Monsieur Lange” (1936), “La gran ilusión” (1937), ‘La bestia humana’ (1938) y “La regla del juego” (1939).

Ambos (padre e hijo) se expresan libres de ataduras, por eso, cuando Benito Mussolini le encargó dirigir el Centro Sperimentale di Cinematografía de Roma, se exilió en Estados Unidos. Allí dirigió varias películas por encargo, entre las que sobresalen “El río” (1951) y “Memorias de una doncella” (1946), basada en la novela de Octave Mirbeau, “Le Journal d’une Femme de Chambre”, que Luis Buñuel volvió a adaptar en 1964 con el título “Diario de una camarera”, pero ambientada en la Europa fascista de los años treinta.

Banner_Cancionaquemarropa