Foto: Alex García (Jazztk). Establecemos contacto con Ramón Cardo, que nos presenta ‘Introducing Ramon Cardo & The Nyora Boppers’. Un disco potente que combina el buen saber no sólo de Cardo sino también de músicos como Pepe Zaragoza a la trompeta, Alberto Palau al piano, Jaume Guerra al contrabajo y Roger Gutiérrez a la batería. El curioso nombre del álbum es sólo un juego de palabras, sobre el nombre de una especia y la propensión irrefrenable de este grupo al be bop.

Entre Zaragoza y el mismo Cardo se reparten la autoría de los temas del disco, en donde destacan canciones como ‘Per a John’ o ‘Back to the past’. Pasen y vean, un nuevo plato de be bop/jazz presentado con la garantía de calidad de Sedajazz Records, colectivo valenciano de músicos.

– Ramón Cardo ¿Recuerda sus primeros pasos en la música? ¿Tuvo claro desde el primer tiempo que se iba a inclinar hacia el saxofón?

– Ramón Cardo: Claro que los recuerdo, todo empezó por que yo cantaba Cant d’Estil, canciones que pertenecen al folklore valenciano y mi madre lo hacía muy bien, la cosa es que decidieron apuntarme a la escuela de música, cosa que aquí en Valencia es bastante habitual ya que en todos los pueblos existe y forma parte de la tradición.

No tenía ni idea de qué instrumento tocaría pero a mi padre le encantaba el saxofón, y así se hizo, de buen rollo… ya que a mí también me gustó cuando empecé a soplarlo.

– Preséntenos escuetamente a cada uno de los “The Nyora Boppers”…

– R.C.: El proyecto de los Nyora es fruto básicamente del contacto establecido con gente vinculada a mí bien por el ámbito profesional o bien por el académico, y tengo que decir que fueron ellos los que me animaron a sacar un CD, ya que hacía bastante tiempo que no lo hacía como leader.

El proyecto consta de 7 composiciones originales, 4 mías y 3 de Pepe Zaragoza que es el trompeta. Puedo afirmar que la estética de los temas es absolutamente Hard Bop, que es en definitivamente donde yo me siento bien.

Creo que es un disco con una carga energética grande y no menos potente emocionalmente hablando.

¿Club favorito en Valencia?

En estos momentos el Jimmy Glass es todo un referente además a nivel internacional ya que continuamente pasan artistas de todo el mundo a la vez que gente que ya está consagrada y también gente que empieza pero que tiene un nivel mínimo como para hacerlo en ese escenario.

– ¿Qué significa “The Nyora Boppers”?

– R.C.: Es una chorrada, simplemente es que el proyecto lo ensayamos en un pueblo que se llama Alcalalí, donde uno de los componentes tiene una casa y pasamos un fin de semana ensayando y comiendo, como podía ser de otra manera y resulta que el producto estrella de la zona es la nyora, una especia para condimentar las comidas y así se quedó el nombre del grupo.

– Ha elegido para este disco un combinado con trompeta, piano, contrabajo y batería, además de su saxo tenor ¿Tuvo claro este formato desde el comienzo?

– R.C.: Sí, es un formato que podríamos denominar de Standard hablando de hard bop.

– En el título de las canciones del disco encontramos dos particulares ‘Per a John’ y ‘Ra Monk’, ¿Están dedicadas a John Coltrane y a Thelonious Monk?

– R.C.: La de John sí, Ra monk es la manera en que me llama un gran amigo y músico, contrabajista, Aless Cesarini y es así como me llama, o sea que podríamos decir que es un autohomenaje.

– Seleccione un tema de su último disco para nuestro programa de radio…

– R.C.: Per a John

– Es usted residente en Valencia ¿Qué tal el panorama musical por esos lares? ¿Hay posibilidades?

– R.C.: Soy residente en un pueblo muy cerca de Valencia, dentro del área metropolitana. El panorama diría que está francamente muy bien, ya que cada vez hay más músicos jóvenes que a la vez tocan muy bien, también han proliferado las salas donde se hacen jams, en éstos momentos hay jazz todos los días de la semana. Ahora bien, en una condiciones nefastas, es evidente que tenemos una ausencia total de circuito profesional y los accesos a los Festivales están cambiando un tanto la política pero hasta el momento no se ven grandes resultados.

– ¿Tiene algún club favorito en Valencia?

– R.C.: En estos momentos el Jimmy Glass es todo un referente además a nivel internacional ya que continuamente pasan artistas de todo el mundo a la vez que gente que ya está consagrada y también gente que empieza pero que tiene un nivel mínimo como para hacerlo en ese escenario.

– Refiriéndonos específicamente a Valencia ¿Qué aporta Sedajazz en el contexto de esa gran ciudad? ¿Cómo explicaría Sedajazz a una persona que no lo conozca?

– R.C.: Bueno, Sedajazz se ha convertido en el colectivo que está preparando a mucha gente para hacer el grado superior en el conservatorio, es decir la ausencia de jazz en el grado medio hace que la gente se tenga que buscar la vida para preparar la prueba de acceso y es ahí donde encuentran a Sedajazz, pero a la vez es un colectivo super activo en lo que a actuaciones y grupos se refiere ya que son muchos los grupos vinculados a él.

– Lo vimos actuando con Lee Konitz en Almería hace relativamente poco tiempo ¿Qué recuerda de la cita?

– R.C.: Bueno estar al lado de un hombre que es uno de los grandes mitos que quedan vivos del jazz, no tiene precio aunque él se comportara bajo mi punto de vista con cierta mala educación. Sea como sea estamos hablando de uno de los grandes y de un improvisador nato, creo que es un músico que toca con casi ningún cliché y eso es una de las cosas que lo hace único.

– Se puede decir que es usted un instrumentista veterano ¿Qué le diría a un músico que esté a punto de salir al mercado laboral? ¿Merece la pena?

– R.C.: Por su puesto que merece la pena, ya que nada hay mejor que hacer lo que a uno le gusta, ahora bien le recomendaría que se prepara muy bien ya que es un mundo competitivo y cada vez hay más músicos.

Pero lo más importante es que ame profundamente ésta música.

– Hablemos de saxofonistas ¿Cuáles han sido los más importantes en su formación? ¿Y actualmente?

– R.C.: Coltrane, Rollins, Parker, Art Peper, Dexter (Gordon)… Actualmente hay un puñado que me apasionan

– Lo hemos visto dirigiendo grandes bandas, como la Big Band de Canarias, también la formación de Clasijazz ¿Le gusta más estas formaciones con gran cantidad de músicos o quinteto? ¿Cada cosa tiene su encanto?

– R.C.: Cada cosa tiene su encanto, pero que decir que en los últimos 20 años mi trabajo y vinculación al mundo de las Big Bands ha sido muy intenso.

– ¿Hay algún saxofonista con el que quiera colaborar especialmente? ¿Alguien que ya no esté con nosotros con el que hubiese colaborado?

– R. C.: Hombre haber estado con cualquiera de los que he citado antes hubiese sido la bomba.

En la actualidad podrían ser muchos, con algunos de los que me gustan ya trabajo, por ejemplo Enrique Oliver, que considero que es uno de los grandísimos saxos tenores que hay en la actualidad.

Banner_Cancionaquemarropa