Foto: Promocional. El pasado 31 de julio, a las 21.00 horas, fallecía el guitarrista Chuck Loeb. Especialmente y como homenaje a este genio de las seis cuerdas, hemos querido reeditar la entrevista que habíamos realizado con respecto a una de las múltiples visitas que tuvo a Las Palmas de Gran Canaria. La entrevista fue publicada originalmente el pasado 16 de mayo de 2012 en el portal web Creativa Canaria.com

Desde Canción a quemarropa queremos recordar a Chuck como el gran músico que era y que siempre nos atendió con una sonrisa y una profesionalidad digna de encomio. Por aquel entonces, Chuck Loeb presentaba en Canarias su disco ‘Plain & Simple’, compartía sus experiencias con Fourplay y citaba como influencias más notables a Wes Montgomery, John McLaughlin, Pat Metheny, Pat Martino, George Benson, James Taylor y Jimi Hendrix.

Descanse en paz.

– Si tuviera que explicarle a alguien cómo empezó en la música ¿Cómo lo haría? ¿Cuales fueron sus primeros contactos con la música? ¿Dónde se formó en la guitarra?

– Chuck Loeb: Crecí en los años 60 mientras había una gran explosión musical: The Beatles, Rolling Stones, Motown, Jimi Hendrix, Cream, todo esto despertó mi interés por la música. A mi hermana le regalaron una guitarra por su cumpleaños y cuando la dejó de lado yo comencé a tocar y aprendí por mi cuenta. Desde ese momento, con 11 años, supe que quería ser músico.

– Viene el próximo 16 de mayo a presentar ‘Plain & Simple’ ¿Cómo grabó este proyecto? ¿De qué consta? Nos llama la atención el título ¿Es un disco plano y simple?

– C.L.: Plain ‘n’ Simple, es el álbum que estamos presentando en concierto en las islas los días 16 y 18 de mayo, se ha grabado hace un año, y está inspirado en los grupos con órgano de los años 60 y 70, Wes Montgomery con Jimmy Smith, George Benson con Jack McDuff, Pat Martino con Don Patterson y otros. La razón para el título es que muchos de mis CD’s estaban muy producidos, con ‘overdubs’, muchas capas y sonidos, y muchas colaboraciones. Sin embargo, en este CD, buscaba una banda más sencilla únicamente con guitarra, órgano y batería, y algún solista adicional. Buscaba un sonido más puro.

– Los músicos que le acompañan en esta gira Pat Bianchi al órgano, Wolfgang Haffner a la batería y el saxo Andy Snitzer ¿Cómo los encontró? ¿Se siente cómodo con ellos?

– C.L.: Los músicos que tocan conmigo en este tour están muy cerca de mi corazón personal y musicalmente. Conozco a Wolfgang Haffner desde hace más tiempo, los dos somos miembros del grupo Metro y hemos tocado es España juntos en muchas ocasiones. A Andy Snitzer también le conozco desde hace años y hemos hecho muchas sesiones de grabación juntos en Nueva York. Él es muy conocido por actuaciones con The Rolling Stones y últimamente con Paul Simon, además de tener sus propios discos. A Pat Bianchi es mi amigo más reciente y comenzó a trabajar conmigo en la grabación del álbum, pero en el último año hemos estado girando mucho y nos hemos convertido en grandes colegas. Me encuentro muy cómodo en el escenario con todos ellos.

– Se cuenta que en 1979 la leyenda del jazz, Stan Getz que fusionó varios estilos como la música brasileña y la improvisación en uno le dio la alternativa ¿Es importante que los artistas que se han hecho un nombre en la escena del jazz apoyen a las nuevas promesas?

– C.L.: Sí, creo que es muy importante. En mi experiencia con Stan Getz y otros músicos de su status cuando tenía apenas veinte años fue muy importante para mí. Me dio la oportunidad de escribir música para su grupo y girar por todo el mundo con él, y al hacer esto fui capaz de crecer como músico. Por eso siempre intento contar con jóvenes instrumentistas en mis bandas. En el pasado he tenido a gente que ha acabado volviendo a España a hacer sus propias giras con sus proyectos, como el batería Josh Dion, el bajista Brian Killeen o el pianista Matt King. Y ahora, traer a alguien como Pat Bianchi me da mucho placer, pues creo en su futuro y que será capaz de continuar como un artista destacado en solitario.

– Forma parte de una familia de músicos, Carmen Cuesta y Lizzy Loeb ¿Le atrae la idea de que tenga la competencia en su propia casa?

– C.L.: En nuestra casa la música siempre ha sido importante. Carmen y yo nos conocimos gracias a la música cuando tocaba con Stan Getz, y como tenemos un estudio de grabación en casa siempre ha habido músicos entrando y saliendo. Así que cuando mi hija Lizzy crecía lo hizo rodeada de música, y creo que hay una sana competición entre cualquier músico. Por ejemplo, la otra noche al final de nuestro concierto en Madrid me di cuenta de que Lizzy es realmente competitiva al decirme: ‘papá, he vendido 20 CD’s y tu sólo 18’.

– Plain ‘n’ simple hace su disco número diecisiete ¿Qué aporta esta edición con respecto a los otros?

– C.L.: Creo que ya lo he respondido antes, pero me gustaría añadir que Plain ‘n’ Simple ha abierto una nueva dirección para mí, debido a su éxito. Ha tenido muy buenas críticas y el tour ha sido extenso. Me ha dado la oportunidad de continuar en una línea más cercana al ‘straight ahead jazz’.

-De su amplia experiencia, ¿Recuerda alguna actuación en directo en donde se haya producido alguna anécdota de especial relevancia?

– C.L.: Hay dos experiencias que han sido muy importantes en cuanto a su relevancia en mi carrera. Tras girar por todo el mundo con Steps Ahead con Mike Mainieri, Peter Erskine y Michael Brecker, regresamos a Nueva York e hicimos varios shows en un club y considero esos conciertos como momentos de ‘altura musical’. Fueron experiencias muy potentes que se quedaron grabadas en mi mente y definieron cómo debía ser un concierto, su curva. También el tiempo que pasé tocando con Stan Getz fue importante, pero quizás el momento más especial fue que cuando tocaba con él en Madrid en 1979 una joven cantante española vino a ver el concierto y… acabó convirtiéndose en mi esposa (risas). Llevamos casados 32 años así que creo que sí, fue una experiencia relevante.

– ¿Qué se va a encontrar el público que acuda a su concierto en el Auditorio Alfredo Krauss? ¿Con qué chip deben ir?

– C.L.: Siempre me ha encantado tocar en el Auditorio Alfredo Kraus, un lugar increíble para actuar. Y sé que me voy a encontrar con una audiencia que ama la buena música y espero que la nuestra lo sea para ellos.

– Antes hemos mentado a la música brasileña y más concretamente el hacer de Stan Getz ¿Le atrae alguno de los ricos ritmos de Brasil?

– C.L.: La música de Brasil me encanta y me ha influido mucho en mi carrera. De hecho, alguna de las canciones que he aportado a la nueva grabación de Fourplay, un proyecto paralelo en el que participo, tienen un toque de la música de Brasil. Por supuesto, tocar con Stan Getz y las grabaciones con Carmen, mi mujer, que es una gran admiradora de esta música, están integradas en mi personalidad en la música.

– Si tuviera que mencionar a un puñado de guitarristas que le hayan influido de manera más decisiva en su carrera ¿Cuáles serían?

– C.L.: Es una larga lista, pero, los más importantes serían Wes Montgomery, John McLaughlin, Pat Metheny, Pat Martino, George Benson, James Taylor y Jimi Hendrix.

– Si tuviera que buscar una etiqueta para su música ¿Cuál escogería? ¿Le gusta las etiquetas?

– C.L.: Entiendo las etiquetas pero no me gustan necesariamente, aunque no me molestan. Algunas personas se sienten incómodas cuando les etiquetan como smooth jazz o jazz contemporáneo. Entiendo que los que deben vender música necesitan una categoría donde ponerla, por que ayuda a que las personas que tienen interés en determinados géneros la encuentren. Como dije, no me preocupa, pienso que en todas las categorías hay música buena y música que no lo es tanto, y yo siempre he buscado la calidad en mi trabajo, más que un estilo o un nombre.

– ¿En qué formato se encuentra más cómodo? ¿Con cuarteto, quinteto, trío?

– C.L.: Me encuentro más cómodo con cuarteto o quinteto, más que con un trío, ya que aunque me gusta y es un reto, requiere mucho trabajo y tiene menos ‘colores’. En esta gira añadir el saxo al trío con el grabé el disco abre una puerta a múltiples combinaciones, el saxo con el órgano, el órgano con la guitarra, la guitarra con el saxo.

– Para finalizar nuestra entrevista, Chuck, le vamos a pedir que nos mande un saludo para los lectores de www.creativacanaria.com y un último ánimo para que la gente no se pierda su concierto en Gran Canaria,

– C.L.: Un abrazo muy fuerte para todos los lectores de www.creativacanaria.com y espero verles en los conciertos en las Islas Canarias, el día 16 de mayo en el Auditorio Alfredo Kraus y el 18 de mayo en el Taetro Insular de Lanzarote.

Banner_Cancionaquemarropa