Foto: Promocional. Los rusos Aga-Boom; los israelíes Inbal Pinto & Avshalom Pollak Dance Company; el estadounidense Peter Shub o el portugués Godot, estrellas del FIC 2017

El Festival Internacional Clownbaret (FIC 2017) ha superado con éxito su semana grande de programación, a pesar de que la lluvia obligó a trasladar las actividades de calle al Centro de Arte La Recova por la amenaza de lluvia. Según su director artístico, Brian Rodríguez, “Es sin duda la confirmación de que es un festival consolidado, que tiene su público fiel, y que se traslada en nuestra busca aunque nos tengamos que mover de ubicación”.

Esta decimoprimera edición se ha venido desarrollando desde el 3 de octubre con diversas actividades de acción social: Visitas a centros de mayores, centros ocupaciones y hospitales por toda la Isla de Tenerife y La Palma llevadas a cabo por la asociación De Narices. Sin embargo, esta fue la semana en la que los payasos tomaron las salas, con compañías venidas de Rusia, Israel, Portugal o Estados Unidos, que compartirán cartel con las producciones locales y nacionales, completando una programación tan amplia como interesante.

Sin duda, las actividades gratuitas han sido las grandes triunfadoras de esta edición. Con más de 60 familias apuntadas y participando en cada uno de los talleres de circo en familia de Yiyo Ramírez, la organización quiere recordar que el trámite de la inscripción previa es necesaria por una cuestión de control y organización. “Sucede que se decepcionan si llegan y ya no hay plaza para que los niños participen, pero la demanda es tan alta, que tenemos que establecer un cupo previa inscripción, aunque esta sea gratuita”, dice Yiyo Ramírez.

El Centro de Arte La Recova vio cómo sus espectáculos iban recibiendo público en aumento según pasaban las horas del festival. La hora cumbre fue la del esperado cabaret PSF, presentado por Abubukaka, que cerraba la noche del sábado, aunque las colas ya se preparaban desde primera hora de la tarde para disfrutar de las actuaciones de Isidro Silveira, Reymala y Godot. Godot, con su obra Lullaby, ha sido el encargado de cerrar también la sesión del domingo en Santa Cruz, y posteriormente, con una actuación en Garachico, la programación del festival.

Algo menos holgados de público estuvieron las actuaciones de Peter Shub e Inbal Pinto & Avshallom Pollak Dance Company, que actuaron en el Teatro Leal y en el Guimerá respectivamente. Con media entrada en ambos casos, la sensación que se pulsó en el público fue la misma “Es una pena que la gente no aproveche para ver estos espectáculos tan maravillosos que probablemente no vengan nunca más” “Mucho nivel y muy divertido. Impresionante”, comentaban algunos espectadores a la salida de los mismos. Y con mejor entrada, los shows de Aga-Boom. Los rusos consiguieron no sólo mejor entrada, aunque no lleno absoluto, sino que el público participó activamente en las tres funciones que ofrecieron en Arona y Santa Cruz de Tenerife.

El festival se despide hasta el año que viene con el anuncio sin nombre de un gran y popular artista para encabezar el cartel de 2018.

Banner_Cancionaquemarropa