Fotos: Joan Carles-JazzC (B. Golson y Pee Wee Ellis) y Daniel Marrugat (R. Glasper), texto de Mar Mariñas. Cuatro estrellas del jazz internacional han actuado este mes de noviembre en la sala Jamboree en un pequeño ciclo patrocinado por la empresa cervecera española San Miguel.

Una serie de actuaciones que abrió el día 3 el pianista y productor norteamericano Robert Glasper con un concierto en el que mostró su habilidad para combinar géneros musicales como el jazz, el hip hop, el R&B y el neo soul, con el respaldo del contrabajista Vicente Archer, el baterista Damion Reid y Jahia Lake DJ Sundance. Una actuación, la primera del tejano en la sala en más de una década, en la que se pudo disfrutar desde una versión de “Sign o’ the times”, de Prince, y los clásicos del jazz “Stella by Starlight” y “Body & Soul”, hasta una versión de “Smells Like Teen Spitit”, de Nirvana, con la que el ganador de tres premios Grammy dejó constancia de su reputación como arreglista de canciones de rock.

IMG_20171103_230943_108

Especialista en estándares del jazz, el pianista Bill Charlap fue el protagonista del día 11 de noviembre con una actuación en la que estuvo acompañado por el contrabajista Mark Hodgson y el baterista Stephen Keogh. Un concierto en el que mostró su versatilidad para adentrarse tanto en el jazz tradicional como en el Great American Songbook con un repertorio que incluyó piezas como “What Is This Thing Called Love”, “You’d Be So Easy to Love”, “Only Child”, “In Your Own Sweet Way” “S Wonderful” o “It Had to Be You”, entre otras.

Con estudios de música clásica, Bill Charlap, galardonado con el premio al pianista de jazz del año 2003 otorgado por la Jazz Journalists Association, brindó en Jamboree Jazz Club toda una lección de precisión, propia de un músico señalado como uno de los más destacables solistas del género de los últimos tiempos.

23969464_173415713242107_5523104664486150144_n

Dentro de la gira por España que le ha llevado a las ciudades de Valencia, Castellón, Almería, Madrid, Guadalajara, Lleida y Zaragoza, Benny Golson ofreció el 24 de noviembre su enésimo concierto en Jamboree Jazz Club, de nuevo junto al pianista Joan Monné, el contrabajista Ignasi González y el baterista Jo Krause, tres de los músicos más virtuosos de la escena barcelonesa. Una actuación con un repertorio plagado de estándares del jazz compuestos y arreglados por él mismo como “Along Came Betty”, “Killer Joe” o “Whisper Not”, y temas de otros músicos como “Take The ‘A’ Train”, la gran pieza surgida de la colaboración de Duke Ellington y Billy Strayhorn; “Solar”, el clásico de Miles Davis, interpretado en formato trío por sus tres acompañantes, o “Mr. P.C.”, el tema que John Coltrane dedicó a Paul Chambers en su disco Giant Steps.

Con esa magnífica capacidad para contar historias, Benny Golson ofreció una noche de lo más amena. Todo un ejemplo de virtuosismo, sencillez y cercanía, de uno de los más grandes representantes de una generación de oro de músicos surgida a mediados del siglo pasado de Filadelfia. Una generación de la que formaban parte leyendas del jazz como Jimmy Heath, Red Garland, Philly Joe Jones, Percy Heath, Red Rodney o John Coltrane.

El último concierto de este ciclo programado por San Miguel fue el que realizó el saxofonista y compositor estadounidense Pee Wee Ellis el 25 de noviembre. Un músico con un sonido que navega por géneros musicales como el jazz, el funk o el soul, que puso al servicio de un recital de precisas líneas de metales. Un repertorio de ritmos repetitivos y embellecimientos melódicos reducidos al mínimo, que abordó con la compañía del guitarrista Tony Remy, el teclista Dan Moore, el bajista Patrick Scales y el baterista Guido May.

Arquitecto de la era James Brown, definiendo temas clásicos del soul desde finales de los años sesenta, la velada de Pee Wee Ellis en Jamboree Jazz Club fue un viaje por la obra de artistas como Cannonball Adderley, Stevie Wonder y el mismo Padrino del Soul.

Con la calidad de los artistas como gran atractivo, los cuatro conciertos patrocinados por San Miguel en el club de jazz de la Plaça Reial han dejado constancia de la dicotomía entre la innovación y la tradición existente en el género, configurando un cartel que ha ido de los sonidos más próximos al soul y el R&B a los más clásicos como el bebop o el hard bop. Un cartel cinco estrellas acorde a un lugar que de la mano del Grup Mas i Mas viene desde hace más de dos décadas dando cobertura a los artistas de jazz más preciados del panorama internacional, desde los más actuales como Robert Glasper a viejas leyendas como Benny Golson y Pee Wee Ellis.

Banner_Cancionaquemarropa