Foto: Toni Blanco. El Festival de Cançó Barnasants acoge, el 17 de marzo, la presentación del nuevo disco de El Cabrero: Ni rienda ni jierro encima.

El Cabrero, la figura en activo más veterana del cante jondo, lleva tiempo sin hacer giras, aunque sigue participando en Festivales y haciendo conciertos puntuales. Sin ir más lejos, el pasado 1 de marzo en elTeatro Principal de Zaragoza, junto a su guitarrista habitual,Manuel Herrera, cosechaba un éxito clamoroso tras prácticamente dos horas de recital.

Dejemos que el propio cantaor nos dé las claves para comprender su nuevo trabajo, Ni rienda ni jierro encima:

Hay por ahí una soleá, de hace muchos años, que se hizo consigna entre quienes me seguís: “Cuando hay algo que decir, no se puede uno callar, porque callar es morir”. La grabé porque así lo pienso, y se ve que vosotros también. Por eso hice este disco, a mis setenta y tres años, porque “le he cantao a casi to lo que me ha dao que pensar”, pero no a todo. Me faltaba cantarle a la amapola, siempre a la sombra del trigo, pero nada nubla su color, y a las flores que crecen en las cunetas, y escupirle a los opresores, a los explotadores y al miedo, que es el mayor enemigo. Y me faltaba decir, como Horacio Guarany, que “es más libre el que está entre rejas por expresar una opinión, que el que está fuera por no tener el coraje de gritarla”, y también, que sigo en la mía: a los que mandan, no les cabresteo.

Los cantes que van aquí y yo nos conocemos y nos queremos desde hace muchos años. Siempre vuelvo a ellos, cuando joven y ahora: ya nos tratamos como viejos amigos. Menos uno, porque no es un cante, ni va aflamencado. No lo quería dejar fuera porque creo que dice verdades como cerros: es un tremendo grito de libertad hecho canción y se ha puesto de regalo al final del disco. (José Domínguez Muñoz El Cabrero)