Bajo el título ‘El negro también es un color’, comienza esta semana en Gran Canaria y Tenerife con la película ‘Rebecca’, de Alfred Hitchcock. Foto: Fotograma.

Filmoteca Canaria inicia esta semana en Gran Canaria y Tenerife el ciclo ‘El negro es un color’, dedicado a los grandes maestros de la fotografía en blanco y negro. La iniciativa incluye la proyección de películas clásicas cuyos directores de fotografía vieron recompensado su trabajo con el Oscar de Hollywood, o estuvieron en la lista de nominados, entre los años 30 y 40 del siglo pasado, como George Barnes (1892-1953), Joseph Ruttenberg (1889-1983), Leo Tover (1902-1964) o Joseph LaShelle(1900-1989).

El ciclo comienza con la película ‘Rebecca’, de Alfred Hitchock, que se podrá ver mañana, martes 6, en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria, y el jueves 8, en Multicines Tenerife. La sesión será presentada por el director de fotografía Juan Antonio Castaño (Mengue), a las 20.30 horas. Otras películas seleccionadas son ‘El extraño caso del Dr. Jekyill’, de Víctor Fleming; ‘Laura’, de Otto Preminger; ‘Luz que agoniza’, de George Cukor; y ‘La heredera’, de William Wyler.

Matisse afirmaba que “el negro también es un color”, y Kandinsky lo hacía extensible al blanco. De lo que no cabe duda es que la fotografía en blanco y negro, abreviado B/N o en inglés B/W, tiene tantos adeptos como la fotografía en color. Los aficionados a la fotografía saben que las capacidades artísticas y expresivas del blanco y negro son infinitas y cada vez son más los que utilizan estos colores acromáticos como primera opción en sus trabajos. Sin embargo, en el cine actual el blanco y negro ha quedado relegado a un segundo plano. Una fotografía en color probablemente sea más real que una en blanco y negro, pues el color nos parece más cotidiano, más normal. Pero si algo nos acerca más al cine, a la escenificación, al arte en general, es la fotografía en blanco y negro.

Katharine Hepburn al igual que muchas otras actrices de Hollywood, como Bette Davis y Joan Crawford, exigían un director de fotografía determinado en sus películas en blanco y negro porque su iluminación las favorecía. Lo que es cierto es que el blanco y negro esconde secretos que sólo unos pocos directores de fotografía supieron desvelar. Filmoteca Canaria mostrará en este ciclo algunos de ellos.

En la sesión se esta semana habrá una presentación del ciclo en general, a cargo de Juan Antonio Castaño (Mengue), director de fotografía de ‘La isla interior’, de Félix Sabroso y Dunia Ayaso, ‘Al final del camino’, de Roberto Santiago y ‘Mararía’ (2ª Unidad), de Antonio Betancort, entre otras películas. Mengue es miembro de AEC (Asociación Española de autores de obras fotográficas Cinematográficas)

Rebecca, Hitchcock y Georges Barnes

La película que inaugura el ciclo, ‘Rebecca’, de Hitchcock, rodada en 1940, contó con un excelente director de fotografía: Georges Barnes, quien trabajó desde los orígenes del cine mudo hasta principios de los años cincuenta, y que ganó el Oscar a la mejor fotografía en blanco y negro por su trabajo en este film. También lo obtuvo en 1952, ya en color, por ‘El mayor espectáculo del mundo’, de Cecil B. DeMille. Trabajó asimismo en ‘Juan Nadie’, de Frank Capra, ‘Alma rebelde’, de Robert Stevenson y ‘Recuerda’, de Alfred Hitchcock, por la que obtuvo una nominación en 1945.

Sinopsis de ‘Rebecca’: Al poco tiempo de perder a su esposa Rebeca, el aristócrata inglés Maxim De Winter (Laurence Olivier) conoce en Montecarlo a una joven humilde (Joan Fontaine), dama de compañía de una señora americana. De Winter y la joven se casan y se van a vivir a Inglaterra, a la mansión de Manderley, residencia habitual de Maxim. La nueva señora De Winter se da cuenta muy pronto de que todo allí está impregnado del recuerdo de Rebecca.

Banner_Cancionaquemarropa