Nuevo disco procedente de la impresionante cantera de Valencia. En esta ocasión profundizamos en el trabajo del clarinetista Chema Peñalver, que lleva por título Blowing the groove (Sedajazz, 2018). Canciones como Work Line o Clarinet a la funk, incluso el tema título del disco resultan bastante recomendables para poner al instrumento en la punta de lanza actual.

Peñalver, que  cita como sus más importantes influencias artistas del calado de Benny Goodman o Buddy de Franco, ha conseguido aunar a una gran cantidad de músicos que otorgan a esta producción un acabado interesante. Disfruten del color y ritmo de Blowing the groove…

– Ya casi como una tradición empezamos preguntándole por sus inicios ¿Cómo comenzó a tocar el clarinete? ¿Fue su primer instrumento en la música? ¿Dónde se formó?

– Chema Peñalver: No tengo antecedentes musicales en mi familia, aunque siempre se ha escuchado muy buena música en casa, mi abuelo era un gran bailarín aficionado y mi padre tenía una colección de discos de vinilo de toda clase de estilos. Mucha música venía de Andorra, a mi padre le encantaba conducir pero se perdía continuamente y los viajes eran larguísimos.

El punto a mi favor es que en el coche siempre escuchábamos aquellas cintas de cassette de 90 minutos y así fue mi primer contacto con la música negra y los ritmos latinos. Posteriormente decidí cursar estudios formales de música y hacerme profesional. Lo cierto es que ingresé en el conservatorio de Castellón pensando en que me iban a enseñar todo tipo de estilos, es más, pensaba que me iban a enseñar a tocar como Benny Goodman (risas). En el terreno del jazz comencé de forma autodidacta, es decir, de oído y sin nociones de lectura ni de lenguaje musical.

– ¿Cómo fue el enlace con el jazz? ¿Desde ese comienzo?

– Chema Peñalver: La afición al jazz nunca vino después de realizar los estudios de “clásico”, no fue así. Siento especial pasión por el jazz prácticamente desde que tengo uso de la razón, lo que ocurre es que en la época en que comencé no habían centros de formación, a excepción de Cataluña y el País Vasco, donde se pudiese iniciar una carrera musical exclusivamente dedicada a la música moderna y el jazz y, que además, diese lugar a la obtención de un título académico oficial.

Sí, desde el mismo día que escuché la música de Louis Armstrong, Count Basie y Benny Goodman, especialmente al clarinetista que grabó parte de la autobiografía musical de Satchmo para la DECCA, era Edmond Hall, también estaba en algunos temas Barney Bigard, pero me enamoré del sonido salvaje, rudo y sin concesiones de Hall. Después conocí a Goodman y fue el que para mí sentó todas las bases de los futuros clarinetistas, incluso de los modernos como Eddie Daniels o Ken Peplowski

– Presenta su disco Blowing The Groove ¿Cómo se gesta este nuevo álbum?

– Chema Peñalver: Blowing The Groove es mi cuarto trabajo discográfico como líder, constituido por un repertorio de composiciones y arreglos originales que escribí durante el verano de 2017. Con él decido romper con la etiqueta que me asociaba a los estilos tradicionales del jazz como el dixieland, swing, manouche y dar un giro a mi trayectoria artística. Basándome en la tradición compositiva de las big bands del siglo pasado, he cedido gran protagonismo a la sección de viento que, junto a la base rítmica, proyectan en el oyente la sensación contagiosa, expansiva e infinita del ritmo: el groove.

– En algunos de sus discos anteriores encontramos algunas querencias “gypsy” recordatorios de aquel swing manouche ¿Cree que en este álbum se aparca este acercamiento o se acrecienta?

– Chema Peñalver: Sí, es cierto, después de mis anteriores trabajos, “Chema Peñalver tributo a Benny Goodman, Sedajazz Records 2008”, “Struttin´in the front line, Snibor 2011” y “Old and New Gypsy Jazz, Lemonsongs 2011” sentía la necesidad de avanzar o de ofrecer algo completamente distinto. El nuevo trabajo presenta una particular fusión entre el jazz y los estilos relacionados con el funk, el soul y el rock, no obstante, puesto que está desarrollado desde mi enfoque del clarinete en el jazz, supone una continuidad de mi trayectoria musical, como si fuese una evolución de la concepción de mi propio lenguaje en el jazz.

– Clarinet a la funk… ¿Se puede entender el clarinete al estilo James Brown?

– Chema Peñalver: Podría serlo, lo que sí que quería dejar claro es que estilo ya no se trata de un fox-trot (risas).

Pues, resulta que hace tiempo que yo tocaba con el clarinete el clásico tema “Chicken”, (que por cierto aunque popularizó Jaco Pastorius lo grabó primero James Brown en el 69 en el álbum “Popcorn”) y bueno, la gente, al principio, no creía que pudiese hacer una versión del tema con este instrumento y después se quedaba sorprendida. Así que decidí hacer un tema propio para el disco que, además de ser de corte funky, su línea principal fuese para clarinete.

– Nombre una terna de clarinetistas que sean de su predilección, preferiblemente cercanos al mundo del jazz

– Chema Peñalver: Mis principales influencias han sido hasta el momento, Edmond Hall, Benny Goodman y Buddy de Franco

– ¿Cómo es espectáculo en directo de este disco?

– Chema Peñalver: Buena pregunta, puesto que a mí me gusta que me juzguen sólo por la música no pecamos de grandes equipos de sonido, luces ni parafernalia, la puesta en escena se podría clasificar de tradicional, no obstante, el clima en el escenario siempre es cercano y cálido hacia el público, con buen ambiente entre los músicos y nada serio (risas).

– ¿Tiene gira de presentación de este disco? ¿Alguna fecha próxima?

– Chema Peñalver: Tenemos confirmados los conciertos en el Festival Internacional de Jazz de Peñíscola el 13 de julio y el Festival Real Jazz de Vilarreal entre el 20 y 22 de septiembre. También hay propuestas para otros festivales pero todavía sin confirmar.

– ¿Cómo se vive de la música en España? ¿Es posible?

– Chema Peñalver: Si te refieres a tener una estabilidad y una garantía económica, muy pocos. Generalmente, los músicos combinan los conciertos con la docencia, las sesiones de grabación, la composición, los arreglos y todo tipo de eventos. En mi caso, hasta la fecha, he ido alternando la docencia como profesor de música en la Universidad Jaime I con los conciertos y la música en directo.

– Sedajazz es una conocida discográfica y colectivo de músicos en Valencia ¿Qué tal el panorama con ellos? ¿Y en esa capital?

– Chema Peñalver: A pesar de que antes de formar parte de este gran colectivo que es Sedajazz ya llevaba unos cuantos años en activo, fue el contacto con ellos el que me permitió ser reconocido a nivel nacional, sobre todo después de publicar mi primer disco de tributo a Benny Goodman. Trabajo con ellos desde 2003-04 y formo parte de la Nova Dixieland Band, ahora rebautizada como Original Dixieland Sedajazz y he colaborado con la Sedajazz Big Band en su tributo a Glenn Miller. También he impartido varias Master Class de iniciación al jazz y participado en actividades formativas. Mi relación con Sedajazz siempre ha sido próxima, casi familiar.

– ¿Tiene un recuerdo especial de algún concierto suyo?

– Chema Peñalver: Me encantó tocar la primera vez en el Festival de Jazz de Peñíscola en 2015, y en el auditorio del Conservatorio Superior de Música de Valencia en 2014, no obstante, dos conciertos que dimos en México, (para uno que se ha criado en Castellón en los años 80 y a tantos kilómetros de casa), fueron muy emotivos. Se realizaron en los auditorios de las Universidades de Veracruz y Chiapas, y fueron espectaculares por la respuesta del público y por el trato recibido.

– ¿Woody Allen es mejor cineasta que clarinetista?

– Chema Peñalver: Cuando me hacen esa pregunta siempre respondo: el día que Woody me enseñe a tocar el clarinete yo le enseñaré a dirigir películas.

– Recomiende un tema clásico para una persona que empiece a escuchar jazz, que el tema sirva para empezar por el clarinete…

– Chema Peñalver: Para adentrarse en el jazz recomiendo los estilos clásicos como el New Orleans y el Dixieland además del blues y todos sus derivados, Rhythm blues, rock and roll, etc., para iniciarse en el clarinete, cualquier tema que tenga una melodía fácil de recordar, de silbar o canturrear, pero sobre todo, que tenga una estructura y progresión armónica sencilla.

Por cierto, en el CD hay algún tema así, les recomiendo que lo compren en el siguiente link

Músicos  del disco:

Chema Peñalver, clarinete, composición, arreglos y dirección musical
Jesús Gallardo, batería
Juan de Ribera, piano
José María Parreño, bajo
Adolfo Cebreiro, trompeta
Albero Martín, saxo tenor
Carlos Valls, trombón
Inma Martínez, saxo barítono

Foto: Promocional