Vientos de Salmor será el cuatro grupo musical que se suba el escenario del proyecto Miércoles en el Leal, que se viene desarrollando en la Sala de Cámara del Teatro Leal desde el pasado mes de marzo.

En esta ocasión, para el 13 de junio, este proyecto impulsado por el área de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna se hermana con el Festival Mumes, en su recorrido por algunas de las principales muestras musicales del Canarias. El concierto dará comienzo a las 21:00 horas, con el precio de la entrada a 5 euros.

El proyecto Vientos de Salmor, liderado por Pablo Díaz pretende ser una propuesta de renovación del sonido del pito herreño, para que este instrumento tan importante del folclore de Canarias evolucione y perdure en el tiempo. Valga de ejemplo el desarrollo del instrumento canario de cuerda por antonomasia, el timple, que gracias a la aportación de grandes maestros como Benito Cabrera o Domingo Rguez. “El Colorao”, entre otros, ha conseguido alcanzar los escenarios más importantes tanto dentro como fuera de nuestro archipiélago.

El grupo está formado por 4 artistas que se unen para abordar un repertorio compuesto de canciones de diversos géneros y estilos (folk, celta, brasileño, venezolano, flamenco, latino…).

Lo más novedoso es, sin duda, la posibilidad de que el público escuche por primera vez a un tocador de pito actuando como líder de una banda de estas características, e interpretando con virtuosismo canciones ajenas hasta el momento al instrumento

Desde el respeto a la tradición y echando una mirada al futuro, el versátil músico Pablo Díaz demostrará las posibilidades sonoras del pito herreño, y con su aportación quiere destacar su importancia, para darle un nuevo estatus a este instrumento tan nuestro y tan valioso.

La formación está compuesta por: Danny González (guitarras, cuatro venezolano), Ehedey Sosa (bajo eléctrico) y Julio González (percusión).

La música tradicional que se interpreta con el pito viene de la isla de El Hierro. Consta de una serie de “toques”, que se transmiten de manera oral, y que se suelen agrupar en diferentes géneros. Estos son el Redondo, la Jullona, la Contradanza, el Pasocumbre, el Santo Domingo o Baile de la Virgen y el Tajaraste.

Todos son acompañados de tambor y chácaras y sus melodías se basan en una única escala musical, cuyo ámbito es el de una octava. Esta música está ligada principalmente a la veneración a la Virgen de Los Reyes en su Bajada (que se viene realizando cada cuatro años desde mediados del s. XVIII) y a los Santos de las distintas parroquias de la isla.

Foto: Promocional.