10
Our overall verdict "Perfecto"
Diseño: 10/10
Grupo: 10/10
Música: 10/10

No es para menos, el grandísimo Sonny Rollins -y coetáneo de John- bautizó este lanzamiento como una especie de regalo cósmico “Este disco es como encontrar una nueva habitación en la gran pirámide”. Así de rotundo se mostraba y, francamente, después de degustar el contenido de este ‘Both directions at once’ (Impulse! Records, 2018) no nos parece que Rollins exagerara lo más mínimo. John Coltrane renace de manera magistral para seguir dando lecciones desde el pasado.

El disco está constituido por siete canciones, 2 de las cuales no se habían escuchado anteriormente. Éstas, grabadas bajo el nombre 11383 y 11386, fueron encontradas de manera casual por la familia de la primera esposa de John, Juanita Naima Coltrane. Después, ha sido el hijo de la leyenda, Ravi Coltrane el que ha dirigido las operaciones de restauración y vuelta al vigor de antaño. Ambas canciones están interpretadas con saxo soprano.

Además de las dos canciones citadas, también se puede disfrutar de una versión de estudio de ‘One up, one down’, que sólo se puede degustar fuera de esta colección en bootleg grabado en el prestigioso Birland de la ciudad de New York.

Desde luego el hallazgo de esta publicación de unas cintas perdidas de John Coltrane, estas “Both Directions At Once – The Lost Album” son como si apareciera un incunable de repente. Para el mundo del jazz supone una nueva lección que el gran John Coltrane da en 1963 pero que se reproduce en un lejano 2018.

La sesión registrada en marzo del año 1963 en el estudio de Rudy Van Gelder de New Jersey suena realmente fresca, como un corte sangrante del que emana sangre como un torrente pero del que no queremos escapar.

Canciones que suponen realmente un tesoro difícil de contemplar sin devorarlo inmediatamente. Un pastel relleno demasiado bueno como para no caer en la tentación. Para colmo de bienes, la grabación es anterior a ‘A love supreme’ (1964) que está considerado como tótem de la Iglesia Coltraniana.

Desde su publicación, las redes sociales de músicos de jazz, muchos de los cuales saxofonistas, se han convertido en un verdadero hervidero de sensaciones y todos coinciden en la absoluta fiereza que aporta John en este disco que está ya en lo más sobresaliente de nuestro año.

Ha pasado mucho tiempo desde que tuviésemos entre las manos algo tan especial como lo que se propone en este nuevo lanzamiento. Nos surge la idea acerca de la cantidad de tesoros que estarán todavía ocultos y que nuevas lecciones nos deparará el futuro de la música de manos del mágico John Coltrane.

Foto: Promocional (Impulse! Records)