En las últimas horas ha fallecido el pianista de jazz Randy Weston. Desde que se ha conocido la noticia las redes sociales han sido un hervidero de condolencias a su favor. Weston tenía 92 años y su curriculum es el propio de los considerados maestros del género.

Buceando en el portal web wikipedia, encontramos algunas consideraciones interesantes con respecto a su biografía.

Nacido en Brooklyn, Nueva York en 1926, Randy Weston creció en un ambiente de músicos. Conocía a Max Roach, Cecil Payne y Duke Jordan, Eddie Heywood era su vecino, Wynton Kelly su primo y Thelonious Monk fue uno de sus primeros profesores y una gran influencia. A finales de la década de 1940 da comienzo su carrera profesional, trabajando en agrupaciones de r&b. La primera grabación como líder de Weston vio la luz en 1954 con el título Randy Weston plays Cole Porter – Cole Porter in a Modern Mood. Durante la década de 1950 Weston trabaja en el área de Nueva York con músicos como Cecil Payne, Kenny Dorham y Melba Listony adquirie una gran reputación como compositor, con temas que hoy pertenecen al repertorio de standards como Hi-Fly o Little Niles. El interés por sus raíces lo lleva a visitar África, un lugar que siempre ha estado muy presente en la obra y en la vida de Weston; en 1961 y 1963 visita Nigeria, y desde 1968 hasta 1973 se asienta en Marruecos, donde queda fascinado por la música y la espiritualidad del continente y desde donde continúa viajando en busca de nuevos talentos para su música.

Durante el resto de la década de los 70 Randy Weston continúa efectuando giras y editando trabajos para Arista, Polydor y CTI, pero a mediados de la siguiente década vuelve a Marruecos. Tras un pequeño período de inactividad en los estudios, retoma su actividad a finales de la década de 1980, grabando una serie de álbumes para Antilles y Verve entre los que cabe destacar su trilogía Portrait(dedicados a Elington, Monk y a sí mismo) y su ambicioso The Spirits of Our Ancestors un álbum de blues que traza los orígenes de esa música con la colaboración de músicos marroquíes. En 1993 y 1995, fue premiado con dos Grammy y desde entonces continúa con su actividades y sus colaboraciones con músicos de otras culturas.

Desde Canción a quemarropa queremos mandar condolencias a sus familiares y amigos.

Foto: Promocional.