El trío liderado por el pianista Federico Lechner y la cantante Sheila Blanco, junto al guitarrista Chema Saiz, regresa a Bogui Jazz, en el ciclo “Momentos Alhambra Jazz”, para sorprender con los temas incluidos en el álbum Puro Gershwin, fruto de algo más de un año de rodaje de un proyecto peculiar: homenajear a George Gershwin y su extensa e inolvidable obra con un original y vibrante trío de voz, piano y guitarra.

  • Sheila Blanco VOZ
  • Federico Lechner PIANO
  • Chema Saiz GUITARRA

El álbum “Puro Gershwin” es el fruto de algo más de un año de rodaje de un proyecto peculiar. Liderado por la cantante Sheila Blanco y el pianista Federico Lechner y con la colaboración alternativa de tres de los guitarristas de jazz más relevantes del país: Chema Saiz (que estará en este concierto), Israel Sandoval y Marcos Collado, forman un original trío de voz, piano y guitarra que usa el inspirador y enorme legado musical de los Gershwin (George en la música e Ira en las letras) para recorrer distintos paisajes sonoros y una vasta paleta de colores y emociones.

Como afirma el propio Federico Lechner, “Bogui Jazz ha sido uno de los principales escenarios donde se ha gestado y alimentado este proyecto y es por ello que es lógico y bonito que sea aquí donde se presente el disco en Madrid”.

Siempre en clave de jazz (género del que provienen los músicos que forman el trío, aunque se mueven también en otros terrenos) y usando la improvisación y la constante comunicación entre ellos, crean una música creativa y viva. Para ello, el trío utiliza muchos de los inolvidables temas del genial compositor neoyorquino (“Summertime”, “Nice work if you can get it”, “My man’s gone now”, “But not for me”, “I loves you, Porgy”, “Someone to watch over me”, “It ain’t neccessarily so”, “Fascinating rhythm”, “A foggy day”, y otros) para disfrutar con su interpretación y para desarrollar sus propias improvisaciones sobre ellos.

A lo largo de los 90 minutos de concierto (divididos en dos pases de distinto repertorio) podremos escuchar un jazz vibrante, vivo y para todos los públicos.

Foto: Ernesto Cortijo.