Ha muerto la cantautora Elisa Serna, la madrileña fue parte de la vanguardia musical de su tiempo y miembro de esa saga de cantautores de los años 70 que abrieron camino en una España inserta en la trancisión a la democracia.

Nacida en Madrid en el año 43, ha fallecido hoy día 4 de septiembre, a los 75 años de edad.

Entramos en el portal wikipedia para conocerla más:

Inició su trayectoria artística integrándose en el colectivo Canción del pueblo, en su Madrid natal, junto a cantautores como Hilario Camacho. En 1970, a través de su amistad con Las madres del cordero se incorporó al grupo de teatro independiente Tábano, con ocasión de las representaciones de Castañuela 70 en el teatro de la Comedia de Madrid.

Aquél mismo año se instaló en París, recibiendo influencias de la música folklórica de ámbitos tan dispares como el Magreb, Turquía o la India. Su primer LP, Quejío, se editó en 1972, con producción de Paco Ibáñez, que la había conocido oyéndola cantar en el café parisino La contrescarpe.

De regreso a España, en 1973, fue detenida por subversión y a su salida de prisión se encontró con la prohibición de ofrecer conciertos y recitales. Su primer álbum no pudo publicarse en el mercado español hasta dos años después, bajo el título de Este tiempo ha de acabar y las canciones Esta gente qué querrá y Los reyes de la baraja, censuradas.

Exponente fundamental, por tanto, de lo que dio en llamarse Canción protesta, ha trabajado junto a Lluís Llach o José Antonio Labordeta y creó el proyecto “Afrodita” destinado a facilitar la producción discográfica a mujeres.

En las redes sociales hemos asistido a una gran cantidad de reacciones como por ejemplo la del crítico musical Fernando González Lucini, del que entresacamos su “estado” de facebook:

¡NO¡ Se nos ha ido Elisa Serna a quien tanto he querido!!!… Y yo en el Ramón y Cajal ya muy cansado… No tengo ni palabras ni fuerza… ¡Dejadme la esperanza!

Foto: Promocional.