Creadora de un taller de artesanía textil, en el que realiza piezas únicas, anima a los consumidores a no ignorar la huella ecológica de los productos que compran.

 Adriana Ramírez Costurilla es una artista sostenible que se inspira en el mar y la isla de Tenerife y que incorpora a su labor diaria, en su taller artesanal de textil, valores como el reciclaje. Este 2018 ha colaborado con el Festival Arona Son Atlántico con la idea para la imagen y el lema #yonocomoplástico, de esta quinta edición. Esta iniciativa la creó en 2014, con motivo de las prospecciones petrolíferas en Canarias, mientras que, como ella misma cuenta, “hace un año ya que nuestra cola de delfín mular firma con la frase yo no como plástico, como muestra de nuestro rechazo al excesivo consumo de plásticos y su repercusión en los océanos y en la fauna marina”. Un diseñador gráfico, Guillermo García, fue el responsable de adaptar la imagen de esa cola de ballena saliendo del mar a los soportes de promoción de la quinta edición de Arona Son Atlántico [www.sonatlanticofestival.com y @SonAtlantico].

Entre los objetivos del Festival se encuentra concienciar a los residentes y visitantes de la importancia de cuidar nuestros mares y el plástico está siendo una de las principales amenazas para las especies marinas. “Creo que se habla mucho de acabar con el plástico, pero se hace poco”, asegura Adrian Ramírez, quien se muestra muy contenta por haber colaborado con Arona Son Atlántico en esta materia, ya que, de esta forma, el mensaje ha podido llegar a mucha más gente.

Arte por el medioambiente

Para Adriana Ramírez, la imagen gráfica es una potente herramienta, ya que “hoy en día todo estamos continuamente bombardeados por imágenes pensadas para transmitir un mensaje” y, por ello, debemos también utilizarla para sensibilizar.

Hace cinco años, esta artista sostenible creó Costurilla, un pequeño taller artesanal textil en el que crea piezas con un estilo propio, que combina materiales con elementos reciclados, vintage y nuevos. El mar es una de sus principales inspiraciones. Desde el punto de vista de la producción textil, Adriana Ramírez anima a los ciudadanos a “no dejarse atropellar por la locura consumista”. “Consumimos sin pensar en todo el proceso que hay detrás, ignorando la huella ecológica de una simple camiseta”, añade.

Océanos y sostenibilidad

El Festival Arona Son Atlántico, que cuenta con el patrocinio del Cabildo de Tenerife [Cultura y Turismo de Tenerife], el Gobierno de Canarias [Canarias Cultura en Red] y la Fundación CajaCanarias, apuesta, desde su creación en 2014, por la conservación de los océanos y los cetáceos como nexo de un abanico de iniciativas relacionadas con el cine, las artes plásticas, exposiciones, música, conferencias, debates, talleres, experiencias en el mar, limpieza de playas, nuevas tecnologías, suelta de tortugas y pardelas, submarinismo y la entrega del Premio del Festival, que se desgranarán en las próximas fechas.

Arona, la sede principal del citado Festival, apuesta por la sostenibilidad y posee el sello Biosphere de Calidad Medioambiental del Instituto de Turismo Responsable [vinculado a la Unesco], con la finalidad de crear conciencia, entre la población, con especial interés por la juventud, y el turismo que visita la localidad costera, sobre los buenos hábitos y comportamientos a favor de la conservación de los océanos y las especies marinas más sensibles, que habitan dichas aguas, como una colonia de alrededor de 500 ballenas calderón y 250 delfines mulares.

Foto: Promocional.

Texto: Eva Castillo.