Nueva cita con la historia en el Teatro Leal de La Laguna, preparen sus agendas para conocer a uno de los germinadores de una de las bandas más importantes del denominado rock progresivo: Carl Palmer. El concierto tendrá lugar el próximo 14 de febrero, a las 20:30 horas en el Teatro Leal.

La ELP fue formada en el año 1970 en Londres, Inglaterra, y está considerada como una de las agrupaciones con más calado desde ese entonces. Discos como el homónimo e inicial e incluso Tarkus (1971) es, de cierta forma, la cúspide musical del estilo progrock y que marcó una vía de escape para otra otras formaciones que protagonizaron esa época. No sólo en el rock británico sino a escala mundial.

De hecho Tarkus, escaló tanto en las listas de músicas británicas, los populares “Charts” que fue número 1 indiscutible.

El rock progresivo se caracteriza por su conquista de la imaginación a base de música. No importa la sucesión de puentes y estribillos en su morfología, lo verdaderamente importante es el viaje que se propone. Dejarse llevar por el planeta que van inventando a su alrededor y proponiendo una intensa experiencia al oyente.

El movimiento fue tan influyente que también tuvo su repercusión más allá de Inglaterra y fueron conocidas las incursiones de bandas en esta propuesta que ponía la originalidad por encima de otra consideración de forma más práctica. Al margen de todo ello, otras de las muestras fundamentales del rock progresivo era el evidente progreso de la música y de la investigación a la hora de la grabación. Ello contribuyó de manera decisiva e incuestionable dentro de la industria musical.

Con ELP, Jethro Tull o probablemente, Pink Floyd se forjó un estilo de cuyo molde ya no es capaz de capturar de igual manera el rock. Sólo unos cuantos vestigios de esa época siguen en el camino del progrock, apostando de manera definitiva por el género.

Con esta propuesta Palmer, y el bajo significativo título de Emerson, Lake & Palmer Lives On! Carl Palmer’s ELP Legacy, se encargará, como leyenda que está considerada de seguir apostando por el rock de corte progresivo con el telón de los magníficos temas ELP de fondo. Una oportunidad sin par para reencontrarnos con el molde, con las maneras setenteras de hacer el rock que parecen no ser capaz de clonar las nuevas generaciones.

Carl Palmer es uno de los íconos del rock progresivo y, sobre todo, de la batería. Su paso de diez años por Emerson, Lake & Palmer, una de las bandas de progrock más importantes de la historia, fueron los más significativos de su carrera, en la que también fue parte de grupos reconocidos como The Crazy World of Arthur Brown y Atomic Rooster.

Junto a Greg Lake y Keith Emerson creó sonidos que cambiarían para siempre el rumbo del rock, con la inclusión a veces obsesiva de los sintetizadores y grandes piezas inspiradas en la música clásica. Desde el año 80, en que ELP se separó, Palmer toca con la banda Asia.

El concierto del día 14 de febrero en el Teatro Leal será un homenaje al legado que dejó ELP, cuyos otros dos miembros fallecieron en el 2016.

Foto: Promocional.