Warriors for peace es el último disco del batería estadounidense EJ Strickland. Ha sido publicado recientemente a través del auspicio de la casa discográfica Jammin’ ColorS. En él participan grandes nombres de la música de la ciudad de los rascacielos como Taber Gable, al piano, Josh Ginsburg, al bajo, Jure Pukl, a los saxos tenor y sopranos y el saxo alto Godwin Louis. En los 11 temas que conforma este nuevo álbum Enoch Jamal muestra un genial repertorio en donde se muestra como un líder sólido más allá de la multitud de artistas a los que ha servido como sideman.

Nuestra charla tiene que ver, en consecuencia, con las diferencias entre ser parte de una banda y liderarla, sobre actualidad del jazz en la Ciudad que nunca duerme y por supuesto, en relación con este ejército de guerreros a favor de la paz, tan necesarios en el recién nacido año de la segunda década del siglo XXI.

Warriors for peace será presentado este próximo 16 de enero en The Jazz Standard de New York, en dos sets (7:30 y 9:30).

– Ya es una tradición para nosotros empezar nuestras entrevistas con la trayectoria en la música

– EJ Strickland: Tuve la suerte de vivir en un hogar donde se tocaba con regularidad buena música y de todos los géneros: jazz, r&b, góspel, rock. Mi padre tuvo mucho que ver exponiéndonos a mi hermano ya mi a todos estos estilos. Siepre quise ser batería. Al comienzo toqué el trombón pero pronto cambié a la percusión. Desde el inicio también empecé a tocar jazz y me enamoré del estilo.

– En consecuencia, parece que tuvo una relación muy familiar con la música desde el comienzo…

– EJ Strickland: Sí siempre estuvo ahí. Mi padre fue percusionista orquestal de la Orquesta Sinfónica de Fort Lauderdale desde los 17 años. También tengo la suerte de compartir la pasión por la música con mi hermano gemelo, Marcus Strickland que es un excelente saxofonista y director de orquesta.

– Forjó usted una banda con nombres bastante interesantes… ¿Cómo los conoció?

– EJ Strickland: Conocí a Godwin, Jure, Taber y Josh en New York, tocando con ellos en diversas situaciones. A Ulrich me lo encontré en Marsella (Francia) en el año 2018.

– ¿Tiene pensado en mantener la banda que ha aunado en el disco para realizar el tour de presentación o es bastante difícil?

– EJ Strickland: Voy a intentarlo. Creo que es importante mantener la consistencia del personal, sí, pero dependerá de la disponibilidad y probablemente variará a lo largo del tour. Ocasionalmente tendré a otros músicos con los que he tocado antes. La continuidad de la banda ha sido bastante buena hasta ahora y sólo ha habido recambios puntuales.

– Ha tenido usted una carrera larga con músicos como Wynton Marsalis, Ravi Coltrane, Herbie Hancock, Cassandra Wilson o el mismo Terence Blanchard, por mencionar a algunos. ¿Es más difícil unirse a una banda con otro líder que liderar su propio proyecto?

– EJ Strickland: Sí desde luego he tenido la suerte de trabajar en largos periodos con Russell Malone, Vicente Herring, Ravi Coltrane, Marcus Strickland y Manuel Valera. Definitivamente, es más difícil ser un líder de banda que un sideman ya que debes enfocarte en más factores que en la música. De todos modos es un trabajo muy gratificante y agradable.

– Hablemos de su último disco, que ya toca, Warriors For Peace, ¿Está usted en esa guerra? ¿Qué significa el título del álbum?

– EJ Strickland: Warriors for peace es el título que elegí para el disco porque quería rendir un homenaje a aquellos músicos quienes defienden la paz, la igualdad y la justicia en todo el mundo. Se pueden poner muchos ejemplos como los de Martin Luther King, Jr o Colin Kaepernick de personas que usaron su plataforma para crear cambios para luchar en la mejora de nuestra sociedad. El álbum viene a ser una carta de amor para todos ellos. Sí, definitivamente los que estamos luchando por la paz estamos siempre en guerra pero está claro que nos defendemos con amor.

– Ya que está usted en esa lucha, ¿Cómo puede ser mejor el mundo? ¿Cómo es la guerra de un luchador por la paz?

– EJ Strickland: En mi opinión, en el mundo tiene que haber mucha más empatía y menos egoísmo. Nuestro mundo sólo puede beneficiarse si lo convertimos en un lugar que sea mejor para convivencia entre diferentes tipos de personas. Una buena indicación de que estamos ganando la guerra es lo que sucede con las personas que solo luchan para beneficiarse ellos solos, ahora se sienten amenazados por otros que quieren más igualdad y equidad. Pienso que no se sentirían amenazados si no estuviéramos consiguiendo nuestra meta.

– Nos ha llamado particularmente la atención el art-work del cd. Muestra usted pinturas de “guerra” como si fuera un indio americano…

– EJ Strickland: Sí, en el cd llevo una camisa de un buen amigo mío, Jimi Guruje, un diseñador nigeriano y desde luego no tiene como fin una “apropiación cultural”, la idea fue sencillamente mostrarme como un guerrero por la paz, armado por supuesto con mis instrumentos musicales.

– ¿Puede decirnos 7 de sus baterías favoritos de todos los tiempos?

– EJ Strickland: Elvin Jones, Roy Haynes, Tony Williams, Jack DeJohnette, Philly “Joe” Jones, Art Blakey y Jeff “Tain” Watts.

– Recomiende un disco imprescindible para la juventud…

– EJ Strickland: My favourite things de John Coltrane.

– Las redes sociales de la ciudad de New York han estallado tras el cierre del Cornelia ¿Está NYC perdiendo sus raíces en el jazz?

– EJ Strickland: Yo no sé hasta que punto va a sonar duro lo que voy a decir pero para mí Cornelia Street Café no estaba a la vanguardia de los locales de jazz de New York. Ello no quita para decir que fue un gran lugar para tocar, sin duda. Sin embargo, no era tan vital para la escena como The Village Vanguard, The Jazz Standard, Smalls, por ejemplo.

He vivido en New York y en su escena desde hace más de 20 años. He visto muchos lugares ir y venir y personalmente lloré mucho más la pérdida de The Up Over Jazz Café en Brooklyn. Recuerdo las sesiones semanales que había organizadas por Vicent Herring. Ahí tocaban músicos sensacionales como Mulgrew Miller y muchos otros. Cuando estos lugares desaparecen estamos realmente en problemas.

– Qué clase de club es su favorito de la ciudad de New York…

– EJ Strickland: The Jazz Standard es mi lugar favorito para tocar y escuchar música, en donde voy a presentar mi disco. El personal es cálido y amable y la acústica es inmejorablemente hermosa. La comida está deliciosa y el bar es excepcional. Por no hablar de su inmejorable sistema de sonido con ingenieros verdaderamente profesionales. Presentan una gran variedad de shows y artistas diferentes y todos ellos de un gran nivel.

– Elija una canción del disco para nuestro programa de radio:

– EJ Strickland: Uvumilivu, la primera pista de Warrior for peace

– ¿Tiene planes específicos para 2019? ¿Qué se puede esperar de usted en el nuevo año?

– EJ Strickland: ¡Puedes esperar más rendimiento de mi quinteto! (risas). También trabajaré en un álbum doble en donde se incluya a mis dos bandas, una acústica a quinteto y mi grupo eléctrico, Transient Beings.

– Gracias por su tiempo, ¡Esperamos verle pronto de gira! Dedícale algún tiempo a nuestros lectores y seguidores en cancionaquemarropa.es

– EJ Strickland: La música se mantiene viva gracias a amantes de la misma como ustedes. Gracias por difundir el conocimiento y compartir con tus oyentes, amigos y seres queridos. Hay que seguir avanzando. Gracias por tu tiempo y pasión por el arte. Les necesitamos.

Foto: Promocional.