A finales del año 2018 se publicó el nuevo disco de Jorge Rossy Vibes Quintet bajo el título de Beyond Sunday (Jazz and People, 2018), cuestión ésta que supone una celebración siempre. Un quinteto formado por una extraordinaria combinación de grandes músicos: Mark Turner al saxo tenor, Jaume Llombart a la guitarra, Doug Weiss al contrabajo, Al Foster a la batería y como no podía ser de otra manera Jorge Rossy al vibráfono.

En Beyond Sunday se desgranan 10 canciones, 7 compuestas por Rossy, 2 por el batería Al Foster y un tema de Thelonious Monk que cierra el disco. Además aprovechamos para conocer las intenciones de Rossy para 2019 que, según parece, viene cargado de nuevos trabajos ¡Hasta 4! Disfruten de nuestra charla con Rossy

– Para comenzar la entrevista, Jorge Rossy, permítanos cumplir con lo que es ya prácticamente una costumbre, ¿Cómo comenzó usted en la música? Es percuisionista, batería, vibrafonista… ¿Cuántas cosas más? ¿Qué fue primero?

– Jorge Rossy: A los 11 comencé con la batería y algo de piano, a los 15 con el vibráfono pero a los 16 lo dejé y comencé a tocar la trompeta. La trompeta duró hasta los 26. la batería es una constante, nunca la he dejado completamente. a los 35 decidí dedicarme al piano como prioridad (a nivel de estudios personales, profesionalmente estaba trabajando como batería con Brad Mehldau y otros). A los 47 retomé el vibráfono que se ha convertido en el vehículo perfecto para que yo interprete mis composiciones y lidere mis bandas.

El vibráfono para mi es la mezcla perfecta entre la trompeta la batería y el piano. Sigo tocando el piano en casa, en la escuela y esporádicamente en algún concierto.

– Cuéntenos la génesis de su último disco Beyond Sunday… ¿Qué hay después de un domingo? ¿Quizás un lunes?

– Jorge Rossy: El domingo es un día de descanso de distanciamiento y reflexión, hay que cuestionar nuestras rutinas y poner rumbo hacia los nuevos objetivos para empezar el lunes con fuerza y nuevas ilusiones. La humanidad necesita urgentemente un gran domingo para reflexionar sobre la supervivencia de nuestra especie en la tierra. El lunes hay mucho trabajo por hacer si quereros sobrevivir. Si seguimos haciendo lo mismo que hasta ahora sin cuestionar y reflexionar duraremos muy poco. No lo digo yo, no lo dicen fanáticos religiosos o políticos, lo dicen los estudios científicos más sólidos y libres de toda sospecha.

– Luce usted una banda con lo mejor de cada casa, un quinteto de lujo con Mark Turner a los saxos, Jaume Llombart a la guitarra, Doug Weiss al contrabajo y a la batería el veterano Al Foster… ¿No es la primera vez que graban juntos, no? ¿Cómo conoció a su banda?

– Jorge Rossy: En otoño de 2015 grabamos Stay There con esta misma banda pero con Peter Bernstein a la guitarra. En 2016 se hicieron 2 giras europeas, en la segunda Jaume sustituyó a Pete que está muy liado con otros proyectos y tenía una disponibilidad muy limitada. Jaume es un músico excepcional, una de las cosas que me ilusionan mucho de Beyond Sunday es que contribuya a que un publico más grande descubra a Jaume Llombart al escucharlo tocando de maravilla con Al, Marc y Doug.

– La mayoría de canciones de este disco son compuestas por usted, aunque hay 2 de Foster y otra de Monk, ¿Cómo fue el proceso de composición? ¿Ya tenía las suficientes para realizar el disco y la banda se acopló a lo que había o pensó el material específicamente para estos músicos?

– Jorge Rossy: La mayoría de los temas los compuse con esta banda en mente.

– Ha publicado a través del sello Jazz&People ¿Qué le aporta a la altura de años en los que estamos un sello discográfico? ¿Qué le contestaría a alguien que diga que es un vestigio del pasado?

– Jorge Rossy: Siempre me ha gustado trabajar en equipo y confío en Vincent Bessieres de Jazz&People, tiene sensibilidad, inteligencia, pasión y experiencia suficiente para ser una gran ayuda.

– ¿Es Spotify o Itunes insoslayable a la altura en la que estamos? ¿Es usted de escuchar música en una cadena musical o en cascos inalámbricos y su móvil?

– Jorge Rossy: ¡Escucho cuando y como puedo! Me gustan los auriculares de buena calidad aunque sé que a la larga son peligrosos pero me encanta sentir el sonido cerca sin distracciones y poder apreciar los panoramas de la mezcla. También escucho en el coche…

– ¿Qué queda del batería de Brad Mehldau? ¿La batería es su instrumento predilecto o ha cambiado de baquetas ya para el vibráfono?

– Jorge Rossy: ¡Nunca he dejado la batería! No tengo un “instrumento predilecto” lo importante es la música. Cuando toco la batería me siento más “director de orquesta” como si mi instrumento no fuera la batería sino el grupo. Cuando toco el vibráfono me siento más como un solista, interprete, improvisador… el rol de la trompeta en los 10 años que le dediqué.

– Hablando de vibráfonos, ¿Cuáles son sus favoritos? Destaque algunos nombres por si sirve de guía para alguien que nos lee.

– Jorge Rossy: Los de todo el mundo… Musser, Reagan, Yamaha

– Nombre un disco en el que Foster haya actuado como sideman o como líder y que sea ideal para usted…

– Jorge Rossy: El primero que grabó: The Thing To Do de Blue Mitchell, The State Of Tenor con Joe Henderson y Ron Carter… O Que Será con Albert Sanz y Javier Colina y mil más.

Siempre he sido muy fan de Al Foster pero ahora que he tenido la oportunidad de tocar con él con cierta frecuencia esa admiración es aún mucho mayor. Ahora entiendo más lo que hace, cómo y porque lo hace y lo que significa. Al es un gran poeta de la batería.

– Hace relativamente poco presentó sus canciones ante el público canario en el Rincón del Jazz del Auditorio Alfredo Kraus, contó en aquel entonces con Joshua Redman al saxo… ¿Cómo fueron las sensaciones?

– Jorge Rossy: Maravillosas. Joshua es un gran musico un gran lider y un gran amigo desde 1989 su aportación al grupo fue increíble.

– Aunque se trate de dos músicos de primera clase a nivel mundial, ¿Es diferente una actuación con Redman que con Turner?

– Jorge Rossy: Sí, muy diferente. La primera persona que me habló de Marc Turner en 1989 fue Joshua, ya entonces eran amigos y se admiraban mutuamente. Aunque tienen muchas cosas en común, son completamente diferentes y en muchos aspectos casi opuestos. Los dos tienen un gran cerebro y un grandísimo corazón. Cada uno a su manera demuestra que una gran inteligencia y conocimiento nutre las emociones y enriquece la capacidad de expresarse con un sentimiento profundo, espontáneo y directo.

– Supongo que es muy difícil compaginar agendas para que Turner o Redman haga una gira completa…

– Jorge Rossy: Y la de Al y la de Doug y la mía y la de Jaume. Este es el único problema de tener un grupo así, las agendas son una pesadilla ¡Cómo máximo podemos tocar unos 20 días al año! y eso es difícil de conseguir. Pero no tengo el deseo de trabajar mucho ¡Solo quiero trabajar bien!

– 2019 se abre para nosotros ¿Qué podemos esperar de usted y sus proyectos? ¿Habrá algún disco ya agendado o va a usted a improvisar?

– Jorge Rossy: Tengo varios discos grabados en 2018 que están apunto de salir o que saldrán a lo largo del año. Por ejemplo, uno en trío con Al y Doug, también en Jazz&People, otro Con Mike Kanan, Putter Smith y Jimmy Wormworth tocando música de Thad Jones y Tadd Dameron, nuestro cuarto CD como grupo con Swit Records. Otro en trío para Fresh Sound con Nat Su y Dominique Girod, en dúo con Pablo Held. En fin, este año he grabado una barbaridad. Espero que 2019 sea más tranquilo y vayan saliendo todos esos proyectos y alguno más que no he mencionado.

– Gracias por su tiempo, Jorge. Aproveche los últimos compases de nuestra charla para saludar a los lectores y seguidores de Canción a quemarropa. Una última cosa, ¿Volverá usted por Canarias en 2019?

– Jorge Rossy: ¡De momento no hay nada programado pero me encantaría volver a ver a mis amigos en Canarias! Ojalá salga algo con alguno de estos proyectos.

¡Un saludo!

Foto: Antonio Torres Olivera.