El guitarrista tinerfeño Rubén Luis tiene nuevo disco: Magara. Es una nueva oportunidad para contactar con esa generación de jóvenes aunque sobradamente preparados que pueblan las instituciones universitarias de música no sólo de las islas sino también allende los mares. De hecho, Rubén se ha ido a la ciudad marítima de Barcelona para darle rienda sueltas a sus estudios y ha aprovechado también para grabar con una colección de músicos cuya virtud y juventud van a la par.

Para estas sesiones ha grabado con César del Val a los saxos, Alejandro Esperanza al piano, Emilio Martín al contrabajo y a la batería Luis Miranda ¡Menuda alineación! ¡Felicidades!

– Para comenzar esta entrevista, y como una suerte de tradición dentro de nuestro repertorio nos gustaría que nos contase de dónde viene desde el punto de vista musical ¿Fue guitarrista desde el comienzo o jugueteó con otros instrumentos?

– Rubén Luis : La verdad es que la guitarra fue mi primera opción y además de una manera casual, ¿Quién no ha estado con amigos que tocan la guitarra y de repente le pides que te enseñe alguna canción?, Pues así fue como empezó una espiral de descubrimientos, no solo con el instrumento si no musicales en la que pasaba y paso horas enfrascado sin darme cuenta.

– Preséntenos su nuevo trabajo, Magara, ¿Qué significa el título? ¿Dibuja algún concepto en común todas las canciones del disco o son autónomas?

– Rubén Luis : Todo empezó con un tema que compuse y al cual no le encontraba un título que reflejara lo que yo quería transmitir. Así que no le puse título hasta que un día, leyendo un artículo acerca de las religiones de los antiguos aborígenes canarios y de las tribus del norte de África, me encontré con este concepto al que ellos llamaban Magara que hacía referencia a una energía universal que lo une todo, lo animado y lo inanimado. Según esta perspectiva un ser vivo puede unir parte de su energía a la de un objeto modificándolo y haciendo surgir algo nuevo; para mí esto es una bonita metáfora de lo que ocurre en la música.

Digamos que sobre este hilo conductor se mueven todos los temas. Como es el caso de Vínculo que hace alusión a esa unión que aparece y que a veces desaparece entre los músicos cuando estás tocando en el escenario. Algo similar a cuando estás de público, en ocasiones conectas con lo que estás escuchando y otras no.

– Se formó usted entre Canarias y Barcelona, ¿Qué tal recibe al músico canario la Ciudad Condal? ¿Encontró a algunos músicos de sus propias islas en ese lugar? ¿Son un apoyo decisivo para abrirse camino en ese proceloso mundo?

– Rubén Luis : La verdad que en Barcelona se tiene aprecio a los músicos canarios, ya son varias generaciones que han venido a estudiar y luego algunos se terminan quedando.

Sí, cuando llegué me encontré con bastantes músicos canarios incluso con algunos que no son conocidos todavía en la escena canaria. Es cierto que es un apoyo encontrar gente en una situación parecida a la tuya y que viene del mismo lugar, pero no decisivo. Barcelona es un lugar abierto a gente de todo el mundo, he compartido música con personas de diferentes partes del planeta que tienen diferentes culturas y de las que he aprendido muchísimo.

– ¿Cómo es el día a día de un músico en Barcelona? ¿Tiene pensado volver a Canarias, quedarse ahí o volar a otros horizontes para seguir formándose?

– Rubén Luis : Supongo que depende del músico (risas), en mi caso por la mañana me dedico a estudiar con mi instrumento, escuchar música, componer, preparar clases etc.

Por la tarde doy clases en una escuela y por la noche voy a ensayar si hay ensayo o a un bolo si lo hay.

En principio, tengo la suerte de que tengo trabajo aquí, pero nunca descarto nada. Por otro lado, salir del país para seguir formándome es uno de los objetivos primordiales a nivel personal. Así que en ello estoy trabajando.

– Deje que se lo diga ¡Menuda banda! César del Val a los saxos, Alejandro Esperanza al piano, Emilio Martín al contrabajo y a la batería Luis Miranda. Jóvenes aunque sobradamente preparados… ¿Cómo se los encontró en el camino?

– Rubén Luis : Sí, son músicos jóvenes con una sensibilidad y una madurez increíbles de los que he aprendido mucho. Me los encontré a todos en el Conservatorio del Liceu, bueno, a excepción de Emilio que lo conozco desde hace diez años. Es un privilegio tenerlo en la banda, me conoce y sabe a dónde quiero llegar incluso cuando no soy capaz de explicarme (risas).

– ¿Ya ha sido suficientemente presentado este disco o un empaque de estas características merece un tour más largo?

– Rubén Luis : Segurísimo que merece un tour más largo, fuera de Catalunya solo lo hemos presentado en el Canarias jazz Showroom en el que fuimos premiados con uno de los Premios Archipiélago. Estoy trabajando para poder presentarlo en más sitios.

– Si tuviera que elegir un tema para un programa de radio como el nuestro, que se emite a través de la RTVC, ¿Cuál sería? ¿Quizás Celístia?

– Rubén Luis : ¡Me parece un buen tema!

– ¿Qué significa Celístia? ¿Es catalán? ¿Es un lugar?

– Rubén Luis : Sí, Celístia es una palabra catalana que no es muy habitual escucharla y que significa luz de estrella. Me llamó muchísimo la atención porque no existe una palabra homóloga en el castellano.

– Hay preciosas dedicatorias en este disco, por ejemplo a José Carlos Machado, bajista y contrabajista tinerfeño, ¿Hasta qué punto fue trascendental su concurso en actual carrera musical?

– Rubén Luis :Ser músico no es fácil. Creer en uno mismo, tener disciplina, retos y objetivos claros es algo que bajo mi punto de vista es necesario para poder dedicarte a esto.

José Carlos Machado ha sido un apoyo en ese sentido motivándome a ir un poco más allá de mis miedos, aparte de ser la primera persona en animarme a componer temas originales.

– También mentores del calado de Kike Perdomo, Dani Pérez y Jordi Bonell, de hecho el disco está publicado a través de 96k, discográfica de Kike, ¿Qué le ofrece un sello de esas características?

– Rubén Luis : Sí, todos ellos han sido referentes para mí y he tenido la suerte que me han ayudado a crecer como músico. Kike tiene muchísima experiencia, este sello me ofrece la garantía de que las cosas se van a hacer bien.

– Háblenos de guitarristas referencia. ¿Quiénes componen su top de artistas en el género jazz que se dedican a la guitarra?

– Rubén Luis : Son muchos la verdad, aunque si tuviera que nombrar unos pocos diría que Jim hall, Bill Frisell, John Scofield, Wes Montgomery, Kurt Rosenwinkel, Joe Pass…

– Desde el punto de vista compositivo también es un disco bastante importante. ¿Pidió consejo a alguien? ¿Es usted de enseñar alguna composición recientemente realizada a otros músicos o miembros de la banda para que den su opinión?

– Rubén Luis: No, la verdad es que no pedí consejo a nadie, pero cuando llevas tus temas al ensayo, siempre se enriquecen con las ideas de los demás y suelen quedar mejor que como estaba en tu cabeza.

– Cuán de importantes han sido las jams sessions – por ejemplo las que se realizan en Promusic, en La Laguna- para su formación como músico ¿Está la música en vivo, fundamentalmente la que parte de las organizaciones privadas en peligro?

– Rubén Luis : Las jams sessions de Promusic son un buen sitio donde experimentar y donde aprender ya que nos mezclamos diferentes generaciones con ditintos recorridos y nos ponemos a tocar. De esas jams session aprendí y sigo aprendiendo muchísimo.

Bajo mi punto de vista cada vez es más difícil encontrar sitios para tocar. Aunque sea difícil, creo que no está en peligro de extinción por decirlo de alguna manera, porque necesitamos la música en nuestras vidas. Lo que sí está en peligro es que la música en vivo sea remunerada de una manera digna para el músico profesional.

– ¿Cómo se puede comprar el disco? ¿Es usted amigo de vender su música a través de internet?

– Rubén Luis: ¡Claro!, en los conciertos y en breve a través de diferentes plataformas digitales, Spotify, Amazon, Itunes etc.

– ¿Qué podemos esperar de usted en el año 2019 que acabamos de abrir? ¿Más discos, más directos?

– Rubén Luis : Por el momento, ¡directos!, espero poder llevar este proyecto de nuevo a Canarias y a más sitios.

– Muchas gracias por su atención… deje dichas algunas palabras para concluir la entrevista, quizás algún saludo a seguidores y lectores.

– Rubén Luis : Muchas gracias a ti Héctor por la entrevista y por apoyar la cultura y muchas gracias a todos los seguidores de Canción a Quemarropa, ¡Espero verles pronto en los conciertos!

Foto: Promocional.