El enólogo y presentador del programa de televisión Wineman fue nombrado nuevo Embajador de la DOP Islas Canarias-Canary Wine en el inicio del mes de julio.

Gálvez llevará la singularidad de los vinos canarios hasta la Universidad de Fresno, en California, y el International Wine Center de Nueva York, entre otros lugares

El conocido enólogo Joaquín Gálvez, presentador del programa de televisión Wineman, ha sido elegido esta semana nuevo Embajador de la DOP Islas Canarias-Canary Wine por su compromiso y su conocimiento del sector vitivinícola del Archipiélago.

Por delante, 365 días en los que este reputado experto será la cara visible de la marca Canary Wine también fuera de las fronteras de las islas. “Este reconocimiento es un honor enorme”, reconoce Gálvez, “por la enorme calidad de los vinos. El vino canario ha experimentado una velocidad de evolución fuera de serie, de ser buenos a extraordinarios”.

Natural de Chile y con una amplia experiencia impartiendo cursos en Canarias, Joaquín Gálvez considera que detrás de los Canary Wine hay “mucha calidad”. “Lo más importante es que los vinos estén buenos y eso ya lo han logrado. En todos los que he probado hasta la fecha no hay ningún defecto y, en cambio, sí hay un montón de virtudes”.

Para este enólogo es importante también la unión entre elaboradores de vinos de Canarias. “La unión hace la fuerza y la unión que puede conseguirse de todas las islas es enorme”. En este sentido, Gálvez señala que “es de agradecer” que los vinos canarios se agrupen bajo un mismo techo, la DOP Islas Canarias-Canary Wine, ya que, según explica, “cada vez resulta más complicado saber la procedencia de los vinos porque no para de crecer el número de Denominaciones de Origen de los vinos españoles”.

Gálvez ha recorrido diferentes bodegas y viñedos de todo el mundo gracias a su programa Wineman, un proyecto que “pretende ser el recuerdo de esos profesores a los que estamos agradecidos porque aparte de enseñarnos nos hacían pasar un buen momento”.

Wineman muestra a través de imágenes cómo es un vino, cuáles son sus características, su historia y su entorno. Factores todos ellos que se acaban reflejando en el producto final. “Es lo que se suele decir de las recetas hechas con amor. Cuando hay cariño detrás, eso al final se refleja. Unas uvas mimadas van a producir un vino mejor”.

Y precisamente, en Canarias, la variedad de climas y los paisajes “realmente llamativos y equilibrados” logran reflejarse “muy bien” en los vinos que se elaboran dentro de sus márgenes. Unos vinos de los que este enólogo destaca su “enorme variabilidad”. “Yo los llamaría vinos sorprendentes, porque de hecho algunas variedades son exclusivas de las Islas. Hay que probar estos vinos con la mente muy abierta. Sin duda, nos van a sorprender, ya que no va a haber un vino con el que podamos compararlo”.

La singularidad de los Canary Wine llegará este mismo mes a la Universidad de Fresno, en California, donde Gálvez impartirá varias clases sobre vinos españoles en los cursos de verano. “Allí vamos a mostrar vídeos con las imágenes de los viñedos de Canarias para que se puedan hacer una idea de lo realmente diferentes y diferenciados que son”.

Joaquín Gálvez participará también en los próximos meses en muchos otros cursos de Escuelas Superiores de Hostelería y del International Wine Center de Nueva York, donde llevará “debajo del brazo”, y “de manera muy gustosa”, los vinos de la DOP Islas Canarias-Canary Wine.

Foto: Promocional.