El viernes 6 de septiembre habrá una acampada infantil en la Casa de Carta, en Valle de Guerra

Museos de Tenerife, institución dependiente del Cabildo Insular, organiza, desde hace ya varios años, acampadas nocturnas infantiles, de viernes a sábado, en algunos de sus centros museísticos. La iniciativa surge en el Museo de la Ciencia y el Cosmos y, posteriormente, debido al éxito de esta actividad, las acampadas se han incluido en la programación didáctica del MUNA, Museo de la Naturaleza y Arqueología y de la sede de Casa del Carta del Museo de Historia y Antropología de Tenerife.

En el entorno rural de la Casa de Carta, en Valle de Guerra, los intrépidos que se decidan a formar parte de esta acampada, niños y niñas entre 6 y 14 años, se convertirán esa noche en los custodios de lo que el museo alberga, acercándose a historias, tradiciones, costumbres, oficios y objetos de otro tiempo. A la mañana siguiente, tras el desayuno, abrirán las puertas de la que ha sido su casa durante una noche. La luz del día favorecerá entonces otras actividades y, una vez desayunados, tocará despedirse de nuevas amistades, experiencias y curiosas anécdotas.

La Casa de Carta es un ejemplo significativo de las viviendas solariegas construidas en Canarias en el siglo XVIII y fue declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, el 27 de enero de 2006. La visita a la Casa de Carta se inicia nada más atravesar la portada principal, en la que destaca particularmente la doble almena con cruz central, así como el arco de cantería de toba volcánica roja. A partir de aquí, el Museo invita a visitar la exposición «La Casa de Carta y las tradiciones», título de la muestra que desde 2004 forma parte de la oferta museográfica del Museo de Historia y Antropología de Tenerife en su sede de Valle de Guerra.

Adentrarse en sus salas permite ─además de apreciar el interior de una vivienda solariega canaria con la característica carpintería de tea, distribución tradicional en torno a un patio central o algunas muestras notables de cantería artesanal─ disfrutar de una selección de las piezas más singulares de las colecciones que posee el Museo, la mayoría de las cuales no se hallan expuestas y solo se pueden apreciar en muestras temporales.

Igualmente, sus amplios exteriores –fruto de su propia naturaleza de hacienda solariega destinada a la producción agrícola– resultan idóneos en esta época del año para pasear y contemplar la huerta o los jardines que muestran especies de todos los rincones del mundo, incluyendo ejemplares de la flora autóctona de Canarias.

Para más información sobre la acampada infantil se puede consultar la web www.museosdetenerife.org o llamar al museo al museo al 922546308.

Foto: Promocional.