Antonio Serrano, uno de los mejores armonicistas del mundo, publica y presenta en concierto junto a Constanza Lechner su nuevo trabajo Clásicos Españoles y Argentinos. Un disco dónde interpretan temas de Falla, Granados, Sarasate, Guastavino y Piazzolla.

Tras numerosas colaboraciones de Antonio Serrano con Oliver Dragojević, artista croata considerado una de las estrellas musicales e íconos culturales más perdurables de Croacia, llegó una propuesta de la mano del director del festival de música clásica de Sarajevo para encargarle a Antonio Serrano un recital clásico.

Después de ello Antonio decidió unirse a la precisa y brillante pianista de clásica Constanza Lechner. La elección del repertorio fue un desafío para ambos y finalmente decidieron tocar obras compuestas por músicos de los países de origen de ambos, España y Argentina. Trabajaron duro para presentarse en Sarajevo, pero valió la pena.

El proyecto está siendo un éxito, y enseguida llegaron nuevas propuestas de conciertos para otros países.

Javier Trías Mena (sobrino nieto de Sarasate) felicitó a Antonio Serrano con estas palabras cuándo escuchó el Zapateado “Entusiasmado por la maravilla de su técnica, afinamiento y fidelidad a la versión del compositor. Muchas felicidades.”

Se lo escuché a Moncho Alpuente: “No hay instrumento pequeño, sino músico pequeño”. Antonio (mejor dicho,el Maestro Serrano, con permiso de D. José, el zarzuelero) tiene bien demostrado que es un músico grande: con un instrumento de bolsillo (casi de monedero), es capaz de enfrentarse a cualquier estilo, por grande que sea, y salir victorioso. Lo sé desde hace mucho tiempo, por eso no me sorprende que después de arrasar en la banda ancha del jazz (desde el más clásico al más actual), el flamenco, el rock, el tango, la música de cine y los clásicos de la armónica, se dé el gustazo de medirse con los “pata negra” españoles y argentinos. Después de las mil experiencias jazzísticas con Federico Lechner, para este repertorio virtuosístico y algo desenfrenado, y sin moverse de la misma familia, ha buscado el amparo y la sabiduría de Constanza, que no le anda a la zaga: elegante y perfecta en el arte de casar los polos opuestos de la diminuta armónica (sutileza y fiereza) con el siempre admirable registro total del piano. El resultado no puede ser más atractivo y musical. Fernando Palacios.

Este precioso CD contiene un conjunto de joyas musicales desde Granados, Falla y Saraste, hasta el mismo Astor Piazzolla. Si en un principio llama la atención que un instrumento como la armónica aborde con tanta convicción un repertorio diverso y dificil como el de Falla o el de Granados, con Piazzolla la armónica de Serrano evoca de maravilla el bandoneón del argentino y hace una magnífica recreación de su música. El piano de Coni Lechner es seguro, brillante y al tiempo con un cuidado sonido. Pese a lo clásico del repertorio el resultado es una propuesta muy original. Escuchar a estos dos grandes artistas es un verdadero placer, por eso considreo que este CD debiera estar entre nuestros discos imprescindibles. Rosa Torres-Pardo.

Foto: Promocional.