Hoy en nuestro rincón de jazz, nuestra ventana a nuevas músicas, Canción a quemarropa queremos destacar el nuevo disco de Equal Times, que ha sido publicado recientemente a través de Capri Records y resulta la labor del trio Akiko Hamilton Detcher.

Equal Time reúne a tres virtuosos artistas, dos crecientes y otro consolidado y más veterano. En ese proyecto coinciden la organista Akiko Tsuraga, el guitarrista Graham Dechter y el batería Jeff Hamilton. Realizan una alianza musical basada en compartir la pasión por el swing y por algunas de las joyas más importantes y con más calado de los clásicos del trío de órgano. Es como si pudiéramos volver a los inenarrables momentos acuñados por el gigante del estilo: Jimmy Smith. Sus discos golpearon la escena de manera virtuosa y virulenta desde el año 1956. Una banda compacta que está al nivel del tributo que se propone.

El trío rompe el hielo con una maravilla como es Mag’s Groove, un blues en donde Tsuruga establece una combinación ganadora con una intensidad excelente y una invención a su altura. En la canción Orange Colads encontramos una muestra de la extraordinaria capacidad técnica del guitarrista Detcher.

Otro de los momentos de deleite de este disco es Osaka Samba, en donde Tsuruga despliega su capacidad en una pieza original. En los destellos que deja Detcher se puede apreciar de manera clara las influencias que tiene: desde Wes Montgomery, Barney Hessel, Herb Ellis y Peter Bernstein, entre ellos también deja su impronta personal. Lo mismo se le puede aplicar a Akiko, fue ungida por la maestría de grandes piezas fundadoras del estilo y del sonido club. Por ejemplo, el sonido del Dr. Lonnie Smith fue una de sus mayores influencias.

El disco continua con muchos himnos importantes dentro del estilo como por ejemplo la canción de Hank Mobley A Baptist Beat que el íconico saxofonista incluyó en su álbum de 1960 Roll Call.

Akiko Tsuruga.

Originalmente nacida en la localidad de Osaka (Japón) vino a los Estados Unidos como colaboradora de artistas como Grady Tate. Su disco en directo So Cute, So Bad también contó con la labor denodada de Jeff Hamilton y Graham Dechter.

Jeff Hamilton.

Está considerado como uno de los gigantes de la batería del jazz. Hamilton ha sido escuchado durante mucho tiempo en grandes big bands como las de Woody Herman o Count Basie y también como miembro de la afamada formación L.A. 4. Dentro de sus colaboraciones destacan sus trabajos con Ella Fitzgerald, Ray Brown, Monty Alexander y Oscar Peterson. No podemos olvidarnos de su labor con la Clayton-Hamilton Jazz Orchestra.

Graham Dechter.

Miembro de la Clayton-Hamilton Jazz Orchestra desde que tenía 19 años, el guitarrista californiano ha trabajado con algunos de los nombres más destacados del género como Wynton Marsalis, Jimmy Heath, Nancy Wilson, Kurt Elling o Eliane Elias por nombrar a algunos.

Foto: Promocional.