La exposición colectiva sobre oriente, comisariada por Gopi Sadarangani, se inaugura este sábado 21, a las 12:00 horas, en el espacio del área de Cultura del Gobierno

Las salas Cabrera Pinto de La Laguna abren su espacio a la participación de 17 artistas, canarios, nacionales e internacionales que responden con sus obras a la pregunta ¿Oriente es Oriente?. Una muestra que se inaugura el sábado 21, a las 12:00 horas, permaneciendo abierta al público hasta el 27 de octubre

¿Oriente es Oriente?, bajo el comisariado de Gopi Sadarangani, invita desde la mirada artística a revisar y situar la antropología de lo imaginario, arquetipos e imágenes en Occidente que describen una geografía, partiendo del principio de la incertidumbre. A juicio de su comisaria, “el pensamiento occidental se ha embelesado con el misticismo oriental y la humanística de occidente se ha visto obligada a recurrir a modelos ajenos como el hinduismo, taoísmo u otros, hasta configurar constelaciones de sentido que posibilitan la aproximación a las ficciones más diversas”.

Los artistas incluidos en la muestra son: Fernando Álamo, Sema Castro, Idaira del Castillo, Naia del Castillo, Jiri Dokoupil, Curro González, Laura González, Magüi González, Hildegardh Hahn, Jesús H. Verano, Pepe Herrera, Juan Hidalgo, Zhang Huahn, Ángel Marcos, Pura Márquez, Shirin Neshat y Santiago Palenzuela, abordando el mestizaje y transculturalidad como prácticas habituales en el arte, además del modo en que se ha construido el imaginario oriental con elementos como el hedonismo erótico, el misticismo, la fuerza del color o la armonía con la fauna y la naturaleza.

La comisaria se propone una indagación sobre la construcción simbólica de un ideal identitario y exótico reuniendo esculturas, vídeos, instalaciones, pinturas y fotografías para “señalar e interrogar a los artistas que, desde nuestro ámbito occidental, responden a ciertas cuestiones y miran al mismo lugar que los creadores orientales”, indica Sadarangani.

El arte indio es producto de una mezcla de manifestaciones culturales, – hinduismo, budismo, islamismo, cristianismo -, que se encuentran asentadas en la Antigüedad y tienden a la sacralización simbólica de todos sus elementos. “Este rasgo es distintivo del arte indio desde sus orígenes en su afán por integrarse con la fauna y la naturaleza como adaptación al orden universal, colándose en el imaginario de artistas de la India actual”, añade la comisaria

La arquitecta Magüi González parte de lo tangible para mostrar la penetración de oriente y exhibe una cartografía de la distribución de bazares de la colonia hindú en la capital grancanaria. Otros artistas prefieren el misticismo religioso, como Dokoupil que expone ocho retratos de buda pintados con humo; Sema Castro, presenta esculturas totémicas y rítmicas; Fernando Álamo, dos polípticos en los que entrelaza la sensibilidad oriental a los símbolos religiosos cristianos; Jesús H. Verano, representa en una instalación lo divino y lo invisible, y el artista chino Zhan Huahn, aparece en una foto pendulando desnudo dentro de una bola humeante en la plaza del Obradoiro a modo botafumeiro humano.

La religión centra el vídeo de la prestigiosa artista iraní Shirin Neshat. La musicalidad mántrica se cuela en el mural de Laura González. Un tema que también aborda Santiago Palenzuela en una serie de retratos femeninos rotos por el fuego que presenta junto a un elefante hecho de lienzos. La naturaleza invade la fotografía de Pura Márquez, con unas espectadoras vestidas con saris. Prendas que han servido a Idaira del Castillo para indagar sobre la fuerza del color a través de una instalación.

El cromatismo y la intensidad de Oriente están en las obras de José Herrera y Juan Hidalgo, y Hildegard Hahn expone sus grafías orientales pintadas sobre piedras blancas, Curro González explora la fuerza erótica sublimada en el Kama-sutra y Naia del Castillo retrata en a una mujer, cubierta de perlas, atrapada por el arquetipo de la seducción.

Foto: Promocional: Jiri Dokoupil. Buda con agujeros. Humo de vela sobre madera. 46×38 cm. 1996. Colección TEA.