MusaSenegal se despide a lo grande con la kora del maestro senegalés Ablaye Cissoko y el trompetista de jazz alemán Volker Goetze

Una fusión entre la música tradicional africana y el jazz contemporáneo de occidente

Este viernes (27 de septiembre), a las 21:00 h, en el MUNA, Museo de Naturaleza y Arqueología

El Festival de Cultura Senegalesa en el MUNA «MusaSenegal» se despide, después de dos meses, con el concierto más esperado de esta edición: la actuación del dúo Ablaye Cissoko & Volker Goetze. Por un lado, el senegalés Cissoko pone la voz y el sonido de la kora y, por otro, Goetze, alemán afincado en Estados Unidos, la trompeta y los sonidos del jazz. Actualmente, son conocidos a nivel internacional y han llevado su música por todo el continente africano y el resto del mundo.

Ablaye Cissoko y Volver Goetze tocaron juntos por primera vez en 2001, con la African-European Jazz Orchestra, en Senegal, donde habían sido invitados para iniciar un concierto de Youssou N’Dour. Pronto descubrieron que, a pesar de las diferencias culturales, tenían unas inquietudes personales y musicales comunes, comenzando con una profunda amistad que, a su vez, dio lugar a objetivos artísticos y sociales compartidos. El interés de Cissoko por el jazz y el de Goetze por la música africana occidental facilitaron en encuentro y el inicio de un fascinante y maravillosamente complementario dialogo musical.

Descendiente de un centenario linaje de griots, Ablaye Cissoko es uno de los intérpretes actuales más brillantes de la kora, la compleja arpa-laúd de 21 cuerdas típica de la música de África Occidental. Con ella acompaña una voz emotiva y siempre sugerente que canta temas propios pero universales, que extrae de su experiencia y de su mirada particular sobre el mundo de lo rodea y que surgen de su profundo compromiso con los derechos humanos. Nacido en Alemania y residente en Nueva York, Volker Goetze es un reconocido trompetista que ha colaborado con muchos artistas importantes de la escena contemporánea, tanto en el ámbito del jazz cono en el terreno de las músicas del mundo. Goetze, que también es artista multimedia y cineasta, dirigió en 2012 la película documental Griot, que, protagonizada por Cissoko, abordaba la figura de estos privilegiados músicos y narradores de historias encargados de preservar y transmitir la tradición oral de muchas culturas del África Occidental.

La vox exquisita de Cissoko y el encuentro sereno y afortunado entre la kora y la trompeta confieren un sello característico al sonido con el que el dúo ha conquistado elogios en todo el mundo. Después de reunir sus talentos, lograron un importante reconocimiento mundial con su disco debut, Sira (2008), que dio lugar a numerosas giras internacionales. En su segundo álbum, Amanké Dionti (2012), Cissoko y Goetze emprendieron una vez más un viaje sonoro espiritual desde el desierto y la costa de África Occidental hasta los paisajes urbanos de Nueva York o París, anteponiendo nuestras antiguas raíces espirituales a las apresuradas y deshumanizadas luchas de la vida moderna.

En su trayectoria han creado tres álbumes, «Sira» (2008), «Amanké Diont» (2012) y «Djaliya» (2014). Este último es un homenaje a los griots, maestros de la palabra en África.

Foto: Promocional.