El certamen ha quedado desierto, a juicio del jurado, en su apartado de carácter documental, ganando en el apartado de corto el de Manu Machín, Quemar las naves.

La Fundación CajaCanarias ha fallado su Premio de Cortometrajes “Manolo Villalba” 2019, convocado nuevamente este año en dos modalidades: Ficción y documental. De este modo el jurado, compuesto por Miguel G. Morales, Jorge Lozano y María Victoria Pérez, ha decidido por unanimidad otorgar a “Quemar las naves”, de Macu Machín, el premio al mejor cortometraje en la categoría de ficción, dotado con 3.000 euros. El apartado documental, por su parte, ha quedado desierto en la presente edición. 

“Quemar las naves” supone el trabajo cinematográfico más reciente de Macu Machín, fruto de un encargo por el 90 aniversario del estreno de “La hija del Mestre”, el segundo largometraje de la historia del cine canario. Su cortometraje es un ejercicio de apropiación de imágenes en el que revisa el argumento de la película desde un lugar más onírico y experimental. La directora trabaja sobre texturas de celuloide y sobre los rostros de los protagonistas de “La hija del Mestre” para proponer una reflexión sobre el modelo de relatos que impone el viejo patriarcado. 

Macu Machín estudió cine en Madrid, guion en la EICTV de Cuba, así como realizó un master de cine documental en la Universidad del Cine (Buenos Aires). Su anterior cortometraje, titulado “El mar inmóvil”, ganó el premio de Mejor Documental en el Festival International du Cinema et la Mer de Marruecos (2018), así como fue considerado uno de los mejores cortometrajes españoles según la prestigiosa revista “Caimán. Cuadernos de Cine”. Machín, asimismo, compagina la realización de piezas de tipo documental y experimental con la docencia en el Instituto del Cine-Canarias.

Foto: Promocional.