El segundo y aplaudido espectáculo de la compañía Pieles, Ángaro, llega por primera vez al Teatro Guiniguada, en la capital grancanaria, el próximo 29 de noviembre a las 20:30 h. Será una gran ocasión para disfrutar de este espectáculo interdisciplinar que está concebido desde un prisma musical, cinematográfico y sensorial, en el que la raíz del folclore de nuestras islas se fusiona natural e intuitivamente con las músicas, instrumentos, danzas y estéticas de otros pueblos y tiempos, creando a la vez un espacio de vanguardia. Las entradas pueden adquirirse en https://entrees.es

Dirigido artística y musicalmente por el creador integral Jonatan Rodríguez, quien forma parte del cuadro de percusionistas junto a Federico Beuster, Ventor de la Guardia, Carlos Castañeda y Guillermo Molina, «Ángaro» se caracteriza por la fuerza y el sonido primario de enormes tambores y el certero toque de estos virtuosos músicos canarios. A ellos proporcionan un elegante soporte armónico los también reconocidos músicos Jeremías Martín al piano, Itahisa Darias al violín, Juan Antonio Mora al bajo y contrabajo y Germán G. Arias al fliscorno y trompa, a los que se suman la presencia escénica y las voces de Fátima Rodríguez y Laura Álvarez.

Ángaro está envuelto por un meticuloso diseño de sonido, obra de Ubaldo Pérez y Jonás García, y una detallada y rigurosa iluminación, responsabilidad de Dimas Cedrés; trabajos técnico-artísticos a los que se suma la dirección escénica del dramaturgo Oswaldo Bordón, que ha apostado por la creación de estampas de carácter costumbrista que propician un viaje sensorial que el espectador experimentará durante setenta y cinco minutos. El repertorio musical de Ángaro, gestado desde un sentimiento de pertenencia global por parte de la compañía Pieles, conforma un tejido de piezas entrelazadas en las que canciones, ritmos, palabras, danzas, imágenes, saberes populares… de todo el mundo se unen asistidos por viejas y nuevas herramientas de creación. Inspiradas en el folclore de Canarias, las melodías viajan de un pueblo a otro a través de historias individuales o colectivas, cercanas o lejanas, encontrándose en un espacio temporal en el que coinciden hermanos, amantes, abuelos… de aquí y de otras tierras.

Ángaro está concebido como un puente entre los sonidos más primitivos y su evolución natural hasta nuestros días; como un viaje ancestral en el que el espectador irá reconociendo el contenido artístico-cultural de Canarias y del resto del mundo; de antes y de ahora.