La compañía de teatro Clownbaret inaugura la primera Escuela de Clown de Tenerife. Comenzó esta semana con el nivel I denominado Patinando en el Fango. La sede se encuentra en la Escuela de Actores de Canarias, EAC, en Tenerife. La Escuela de Clown de Tenerife se divide en tres niveles diferenciados que se sucederán durante los meses de enero, febrero y marzo. Patinando en el Fango, Herramientas Cómicas y Controlando el Caos, talleres que impartirá el director de Clownbaret, Brian Rodríguez.

El nivel I, Patinando en el Fango, se enfoca en enseñar a disfrutar de nuestro yo más estúpido, un placer que desterramos de nuestras vidas solemnemente desde nuestra adolescencia, por miedo al ridículo. Brian Rodríguez asegura que “a lo largo del curso los alumnos redescubrirán su ridículo, invitándole a que nos sorprenda y patinarán en el fango, intentando salir airosos, cayéndose y levantándose contra todo pronóstico, con aplomo y donaire”.

El director explica que en el nivel II, Herramientas Cómicas, profundizaremos en ¿Por qué nos reímos?, ¿De qué nos reímos? o ¿Qué mecanismos que activan la risa? “Son algunas de las preguntas que nos haremos y responderemos en el transcurso de este taller. Partiendo de ejercicios prácticos investigaremos sobre la comicidad en general y propia, experimentando diferentes técnicas y códigos para provocar la risa”.

Este segundo curso no es solo útil para payasos y actores sino para cualquier persona interesada en la comedia en cualquiera de sus formas: grabada, escrita o sobre el escenario. Este nivel se imparte del 10 al 14 de febrero. Sobre el tercer nivel de la escuela, Controlando el Caos, que se imparte del 2 al 6 de marzo, el director de Clownbaret afirma que la idea es dar el salto, pasar de la idea a la acción y del caos al orden. “Nos quedaremos en la esencia y eliminamos todo ruido innecesario”, comenta.

Cada uno de ellos aborda un concepto diferente de la formación como payaso con el objetivo de lograr sacar el payaso interior y convertirlo en un creador de emociones en escena, un experto en el fracaso y en salir victorioso de él. A través de diferentes herramientas de teatro, la Escuela de Clown ofrece una formación integral en el arte del clown.

Este proyecto es pionero en Canarias y quiere convertirse en referencia en la enseñanza de la esencia del payaso profesional. La segunda fase del proyecto aborda la participación de diferentes profesionales cómicos y payasos, que enriquecerán esta escuela de clown con su experiencia y ofrecerán a los alumnos una visión y proyección profesional del arte del payaso a nivel internacional.

La Escuela de Clown tiene abiertas las inscripciones para el segundo y tercer nivel a través del email destinado para ello.

El director de Clownbaret imparte estas clases desde su amplia experiencia como payaso y a través de su desarrollo profesional en el arte del clown tras su paso por la Escuela de Actores de Canarias, donde tiene su primera experiencia con el payaso gracias al profesor Tony Suárez, actual profesor de clown de la EAC. Después, se formó en 1997 con su maestro y reconocido payaso Philippe Gaulier en Londres. Continúa con profesionales de la talla de Jango Edwards, Johnny Melville y Carlo Colombaioni.

De la misma forma, es destacable sus actuaciones en el Circo Raluy y una amplia experiencia como payaso en Clownbaret, como director, actor y dramaturgo. Durante estos 16 años desde la fundación de la compañía, ha desarrollado talleres, impulsado la divulgación del clown y es fundador y director artístico del Festival Internacional Clownbaret, que este año cumple 14 años. Asimismo, ha participado en los cursos que organiza en este festival con los maestros del clown más relevantes del mundo entre los que destacan, Gardi Hutter, Fraser Hooper, Avner the Eccentric o Virginia Imaz, entre otros.

Foto: Promocional.