Mundialmente aclamado por sus intensas interpretaciones, el público canario tendrá la oportunidad de escucharlo este fin de semana en Tenerife y Gran Canaria

El ruso Arcadi Volodos, uno de los mejores intérpretes de piano en la actualidad, es otro de los grandes protagonistas del 36 Festival Internacional de Música de Canarias. El público canario tendrá la oportunidad de escucharlo en directo este fin de semana en Tenerife y Gran Canaria, en sendos conciertos que tendrán lugar en los teatros Guimerá y Pérez Galdós. Mundialmente conocido por sus intensas interpretaciones de compositores de diversas épocas, este genio del piano deleitará a los espectadores con obras de Liszt y de Schumann.

El concierto será este viernes 24 en el Teatro Guimerá, y el domingo 26, en el Teatro Pérez Galdós, a las 20.00 horas, en dos veladas que cuentan con el patrocinio de La Isleña, que renueva su apoyo al festival de mayor alcance territorial de Canarias. Las entradas están disponibles en las plataformas habituales de ambos escenarios y en sus taquillas, con precios de 10 a 40 euros.

Se trata de uno de los conciertos extraordinarios de la presente edición, en el que el virtuoso pianista ofrecerá un repertorio con obras de F. Liszt: ‘Tres sonetos del Petrarca’; ‘La lúgubre góndola’; ‘Légende nº1: San Francisco de Asís. La predicación de los pájaros’ y ‘Balada nº2 en Si menor’, además de ‘From Bunte Blätter op 99’ y ‘Humoreske en Si bemol mayor op 20’, de R. Schumann.

La crítica especializada le dedica grandes elogios. Arturo Reverter (El Cultural) lo traduce así: “Al sentarse ante el teclado, Volodos muestra una formidable variedad de registros y una energía subterránea realmente pavorosa, que le permite desplegar a los cuatro vientos una técnica de raro poder de concentración, de una eficacia absoluta y una calidad sonora incontrovertible”, mientras que para Javier Pérez Senz (El País) “a sus 46 años, ajeno a las modas y presiones del mercado, sigue deslumbrando por su espectacular virtuosismo y, cuando conviene, resuelve pasajes de dificultad extrema con una digitación tan asombrosa como su potencia sonora”.

Un genio ruso afincado en Madrid

Afincado en Madrid, Arcadi Volodos considera que “España es uno de los pocos países en los que compruebas que la gente se alegra cuando ve un niño por la calle. Y eso es importante para mí”. Este genio del teclado comenzó sus estudios musicales con lecciones de canto y dirección. No inició una formación seria como pianista hasta 1987 y lo hizo en el Conservatorio de su ciudad natal, San Petersburgo, antes de continuar estudios avanzados en el Conservatorio de Moscú con Galina Egiazarova, en París y en Madrid.

Desde su debut en Nueva York, en el año 1996, Volodos ha actuado en todo el mundo tanto en el formato de recital, como en condición de solista con las más eminentes orquestas y directores. Entre otras, ha trabajado con la Berliner Philharmoniker, la Orquesta Filarmónica de Israel, la Philharmonia, las Filarmónicas de Nueva York y Múnich, la Orquesta Real del Concertgebouw, Dresden Staatskapelle, Orchestre de Paris, Leipzig Gewandhausorchester, la Orquesta de la Tonhalle de Zúrich y las Orquestas Sinfónicas de Boston y Chicago.

De igual modo ha colaborado con directores de la categoría de Lorin Maazel, Valery Gergiev, James Levine, Zubin Mehta, Christoph Eschenbach, Riccardo Chailly.  Myung-Whun Chung, Seiji Ozawa, Jukka-Pekka Saraste, Paavo Järvi, o  Semyon Bychkov.

Los recitales de piano han jugado un papel central en la vida artística de este virtuoso desde los inicios de su carrera. Su repertorio incluye obras importantes de compositores como Schubert, Schumann, Brahms, Beethoven, Liszt, Rachmaninoff, Scriabin, Prokofiev y Ravel, junto con piezas menos interpretadas de Mompou, Lecuona y Falla.

Volodos es un intérprete habitual en las salas de conciertos más prestigiosas de Europa y su nombre aparece asociado con frecuencia a programas en Berlín, Viena, Londres, Amsterdam, París, Roma, Madrid, Zúrich, Bruselas, Múnich, así como en el Klavierfestival Ruhr, el Festival La Roque d’Anthéron y el Festival de Salzburgo.

Desde su primer recital en el Carnegie Hall de Nueva York, publicado por Sony Classical en 1999 y galardonado con el premio Gramophone, Arcadi Volodos ha grabado una serie de álbumes aclamados por la crítica. Sus grabaciones incluyen reveladoras interpretaciones de sonatas de Schubert y piezas para solista de Rachmaninoff, así como actuaciones en vivo con la Berliner Philharmoniker del tercer concierto para piano de Rachmaninoff, dirigido por James Levine, y del primer concierto para piano de Tchaikovsky, dirigido por Seiji Ozawa. ‘Volodos Plays Liszt’, publicado en 2007, cosechó numerosos premios, mientras que su recital en el Musikverein de 2010 se lanzó en CD y DVD con un gran reconocimiento internacional.

Su álbum ‘Volodos Plays Mompou’ de 2013, dedicado a las obras del compositor español Frederic Mompou, recibió un premio Gramophone y un Echo-Preis. ‘Volodos Plays Brahms’ es su última grabación, publicada en Abril de 2017, e incluye trece piezas para piano de Johannes Brahms, incluyendo los Op. 117 y 118 y una selección de Op. 76. Inmediatamente considerado un hito en la escena musical, el álbum fue galardonado en noviembre de 2017 con los premios Edison y Diapason d’Or.

Foto: Marco Borggreve