Los artistas chilenos Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly presentan la instalación Errantes en el marco de Fotonoviembre

El colectivo chileno Arte Abisal, integrado por los artistas Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly, descubre en TEA Tenerife Espacio de las Artes Errantes (2019), una instalación audiovisual sobre velos y fotografías en la que propone “un ancho de tiempo donde la definición de la imagen se funde con el espacio que la contiene, invitando al espectador a deambular en lo indefinido de las imágenes”. Esta pieza, una instalación site-specific pensada especialmente para el contexto de Fotonoviembre, puede verse en este centro de arte contemporáneo del Cabildo de Tenerife hasta el próximo 15 de marzo.

Errantes contiene vídeos, fotografías y audio de acciones colectivas llevadas a cabo por Arte Abisal entre 2018 y 2019 junto a un grupo de jóvenes del espectro autista de escuelas estatales en Quintero (Chile). “Este trabajo gira en torno a las acciones registradas y detonadas en conjunto en la Ciudad Abierta (Valparaíso), que tratan de transgredir nuestros hábitos del lenguaje para ampliar los espacios donde naturaleza, cuerpo y objeto son posibles soportes y lugares a intervenir”, explican sus creadores quienes detallan que esta instalación “trata de preguntarse por la imagen como un espesor de tiempo no lineal en el que el borde, el retazo o la contra cara son también una posibilidad de habitar”.

En este sentido, Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly -que habitan y forman parte de la Ciudad Abierta de Amereida desde el año 2008- consideran que “en un mundo orientado a producir utilidades que típicamente ven el tiempo como una secuencia ordenada linealmente entre pasado, presente y futuro, a menudo se imagina que se debe generar una obra de arte para resolver un problema o llegar a una conclusión”.

Explican que Arte Abisal, creado en 2015, es “un proyecto de artes integradas de la Corporación
Cultural Amereida junto a un grupo jóvenes con trastorno del espectro autista. En él, el sonido, la plástica, el espacio y la imagen se reúnen para generar acciones y obras desde la relación entre estas dimensiones y los jóvenes”. “Trabajamos con ellos sin distinciones, entendemos el autismo como una condición no como una carencia. Creemos que si compartimos suelo podemos aprender de este otro mundo. Arte Abisal no es el cuadro, la música, el territorio; es un espacio de tiempo compartido. Ellos tienen otra forma de relacionarse con el tiempo, viven el presente como ningún otro. Ese es su don, su capacidad no su discapacidad”, agregan los artistas.

Errantes forma parte Enredo, una de las exposiciones que conforman la Sección Oficial de Fotonoviembre Mitos del futuro próximo, comisariada por Mette Kjærgaard Præst. En la misma sala donde puede verse esta instalación se muestra además obra de Ana Mendieta, Ann Lislegaard, Claude Cahun, Dibujos colectivos, Drago Díaz, Jorge Oramas, José Luis Pérez Navarro, Juan José Gil, Oreet Ashery, Óscar Domínguez, Patricia Domínguez, Pia Arke, René

Magritte y Robert Mapplethorpe. La muestra puede visitarse de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas.

Sebastián de Larraechea (Santiago de Chile, 1982) es compositor graduado, tiene un máster en Artes por la Pontificia Universidad Católica de Chile y es diplomado de Dirección escénica en el Teatro la Memoria. Es docente en la Universidad Andrés Bello e imparte clases de Composición musical y arte escénico. Vive en la Ciudad Abierta de la Corporación Cultural Amereida, donde es el encargado de realizar actividades culturales gratuitas y conciertos abiertos a la comunidad. Es director general del proyecto Arte Abisal en el cual se desarrollan unos talleres de creación artística a jóvenes de escasos recursos en situación de discapacidad de Quintero. Ha creado obras para orquesta, cámara, instrumentos solistas, películas, obras de teatro y danza. Actualmente trabaja en un proyecto de investigación junto a Victoria Jolly en el que se pregunta por la relación entre la pintura y la música.

Victoria Jolly (Santiago de Chile, 1982), máster en Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, es también artista visual. Actualmente trabaja como profesora adjunta en la Facultad de Arquitectura y urbanismo de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es cofundadora y habitante de la Ciudad Abierta, donde ha desarrollado su trabajo de arquitectura experimental. Ha participado en proyectos experimentales y artísticos como Poetic acts (MoMA PS1-New York, 2012), Ville Ouverte Penser en Construisant (Lausanne, Suiza, 2013) o Utopia in Progress (CIVA Bruselas, 2015). Editora del libro Amereida, la invención de un mar (2019) fue además artista invitada en la Bienal de Arte Contemporáneo BoCA 2019 para realizar una obra site-specific en el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología (MAAT) de Lisboa. Su desarrollo profesional gira en torno a la experimentación de materiales participando en proyectos multidisciplinares como arquitecta y artista visual.

Fotonoviembre, bienal cuya misión principal es la de posibilitar y difundir una amplia reflexión en torno a la imagen como medio de expresión, comunicación y participación cultural, descubre la mirada y el talento de más de 200 artistas de una veintena de países a través de veintidós exposiciones que se podrán ver en nueve municipios de la Isla. El festival se estructura en base a cuatro secciones: Oficial, Artistas en Selección, Atlántica Colectivas y Focus.

Foto: promocional.