Este 21 de febrero, se celebra el Día de las Letras Canarias, efeméride instituida por el Gobierno autonómico en conmemoración de la fecha de fallecimiento de Viera y Clavijo. Josefina de la Torre (1907-2002)  es la protagonista de las Letras Canarias 2020 y será homenajeada a lo largo del año a través de diferentes iniciativas, promovidas tanto desde el propio Gobierno como por toda entidad, pública o privada, que desee sumarse a este tributo y difusión de “la última voz del 27”.

El programa arranca el próximo lunes 2 de marzo, a las 11:00 horas, con el acto institucional, trasladado a esta nueva fecha y que tendrá lugar en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria, con la asistencia del presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres. Una sesión, abierta al público, en la que se recordará la figura y obra de Josefina a través de la palabra, la música, la poesía y el teatro.

Además, ya está a disposición de la ciudadanía, en la web www.gobiernodecanarias.org/cultura/dlc2020, el cartel, un tríptico con selección poética, biografía oficial, cronobiografía y una pequeña galería fotográfica. En paralelo a todo ello, y como en anteriores ediciones, desde la página de Facebook “Día de las Letras Canarias” se difundirá la figura de Josefina de la Torre y su aportación a la historia de la cultura.

Acto institucional

El lunes 2 de marzo tendrá lugar el acto oficial que cada año organiza el Gobierno de Canarias. Junto al presidente Torres, y otras autoridades del Ejecutivo y de instituciones locales de Gran Canaria, la sesión contará con la intervención de artistas que contribuirán a ensalzar la trayectoria de Josefina. El poema ‘En lo alto del balcón’ será interpretado por Luis Pastor y Lourdes Guerra, que han puesto música a estos versos de la autora.

Por su parte, la actriz Hermi Orihuela lleva a escena fragmentos del monólogo ‘Josefina de la Torre. Voz en lo inmenso’, dirigido por Fabián Lomio. También Marta Porpetta, directora de Ediciones Torremozas, y Fran Garcerá, investigador y crítico literario, disertarán sobre la poesía completa de Josefina de la Torre que por primera vez ha sido publicada.

Otras iniciativas

Precisamente, la editorial Torremozas presenta esta antología, ‘Poesía completa’ al día siguiente, martes 3 de marzo, en la Librería Agapea de Santa Cruz de Tenerife. La presentación, que será a las 18:30 horas, contará también con las intervenciones de Porpetta y Garcerá, además de la consejera de Cultura, María José Guerra. El Gobierno colabora en este acto facilitando la participación en el mismo de los autores canarios Elsa López, Alberto Omar Walls, Aida González Rossi y Yeray Barroso, que recitarán textos de De la Torre.

Semanas después, el Día del Libro, 23 de abril, se publicará la revista dedicada a la vida y obra de Josefina de la Torre. Contará con una antología de su obra, artículos escritos por ocho expertos y, por primera vez, un material de apoyo didáctico para el estudio de Josefina en las aulas. También ese día se presentará la novela más emblemática de la escritora, ‘Memorias de una estrella’, que se reedita por primera vez desde que apareció en 1954; y se instalará la muestra de paneles dedicados a su trayectoria las Bibliotecas Públicas del Estado en ambas capitales. Un material de difusión que, como es habitual, estará luego disponible para aquellos centros, bibliotecas e instituciones que lo soliciten.

En la actualidad el área de Cultura del Gobierno trabaja en el cierre de otras actividades como jornadas dedicadas a la difusión y análisis de su obra, en Tenerife y Gran Canaria; actos homenaje en Madrid y Sevilla; la publicación de su Narrativa completa; un ciclo de cine a través de la Filmoteca Canaria; y una muestra de su archivo personal en la Casa-Museo Pérez Galdós (en enero de 2021). Además, el Gobierno de Canarias concederá un apoyo que permita culminar la catalogación de su archivo personal en la Casa-Museo.

Josefina de la Torre

La figura artística de Josefina de la Torre abarca la poesía, la narrativa e incluso el guion cinematográfico. Sus textos gozan de una destacada recepción crítica y se encuentran entre las mejores muestras de la poesía canaria del siglo XX. Además, Josefina de la Torre expande su talento entre la interpretación actoral, el canto y el doblaje, lo que la une a grandes personalidades como Edgar Neville o Luis Buñuel. Por la grandeza de su contribución literaria y por ser, junto a la ya homenajeada Mercedes Pinto, una de las grandes pioneras de la creación literaria en el archipiélago, es propuesta en 2020 como protagonista del Día de las Letras Canarias.

Por todo ello, con el fin de fomentar la lectura de su obra y el descubrimiento de la trayectoria de Josefina de la Torre, está prevista la celebración de un acto institucional en la isla de nacimiento de la autora (Gran Canaria), una edición o coedición de su obra literaria y la publicación de una revista divulgativa, que se distribuirán en todo el Archipiélago, donde expertos en el campo de las letras y las artes analizarán su obra y que incluirá una selección poética. Igualmente, se realizará una exposición itinerante con paneles informativos sobre su vida y obra y se apoyarán actividades diversas (jornadas, lecturas, cursos, talleres) destinadas a difundir el análisis, divulgación y reflexión de su obra.

Josefina de la Torre Millares nació en 1907 en el seno de una familia burguesa de intelectuales en Las Palmas de Gran Canaria, y allí pasó su infancia y su juventud. Con solo trece años publicó sus primeros poemas en revistas y, con veinte, viajó a Madrid junto a su hermano Claudio de la Torre, que había recibido el Premio Nacional de Literatura en 1923. Además de prepararse en la academia de canto de Dahmen Chao, fue testigo presencial de la efervescencia cultural que se cimentaba en la capital, colaborando en revistas poéticas de prestigio como España, Alfar, Verso y prosa, La Gaceta Literaria y Azor.

Justamente en el célebre año de 1927, Josefina publicó Versos y estampas, su primera obra literaria. Esta plaquette es editada por la revista Litoral y prologada por Pedro Salinas, que la bautiza como “muchacha-isla”. Dos años más tarde, ve la luz su libro Poemas de la isla. En esa época, se trasladó junto a su hermano Claudio a los estudios franceses de la Paramount en Joinville, donde trabajó como actriz de doblaje.

Tras el estallido de la Guerra Civil, regresó a Gran Canaria junto a su hermano Claudio y su esposa, Mercedes Ballesteros, con quienes fundó la colección La novela ideal. En ella escribe, bajo el seudónimo Laura de Comminges, una serie de novelas amorosas. Una vez ha terminado la guerra regresó a Madrid, debutando en 1940 como primera actriz del Teatro Nacional María Guerrero. A la actividad teatral se suma la cinematográfica, pues realiza una serie de papeles secundarios entre 1941 y 1945.

La represión franquista, que había disuelto a los poetas republicanos de la Generación del 27, parece ser una de las causas de esta inclinación por la interpretación en detrimento de la poesía. Sin embargo, su vocación como actriz se había fundamentado en su núcleo familiar. Prueba de ello es la celebridad que obtuvo el “Teatro mínimo”, que es el nombre con el que se conoce a una serie de representaciones que los hermanos organizaban en su casa de la Playa de Las Canteras. Como resultado de esta inclinación, en 1946 fundó su propia compañía teatral, la Compañía de Comedias Josefina de la Torre, junto a Ramón Corroto, que años más tarde se convertiría en su esposo.

También actuó en otras compañías, hasta 1958. Asimismo, entre 1944 y 1957 trabaja como primera actriz del Teatro Invisible de Radio Nacional y, con posterioridad, en Radio Madrid. El teatro la acoge en su seno y le devuelve el clamor de una fama que el cine le había negado, pues nunca obtuvo en la gran pantalla papeles protagonistas. Esta circunstancia aparece retratada en su novela corta Memorias de una estrella, que se publica en 1954 junto a En el umbral, en la colección La Novela del Sábado, de ediciones Cid.

Durante los años sesenta colaboró también como actriz en series televisivas y publicó su poemario Marzo incompleto (1968). A finales de los ochenta aparece su obra poética reunida bajo el título Poemas de la isla, que incluye un libro inédito, Medida del tiempo. Esta antología, diez años más tarde, será recogida en una edición bilingüe a cargo de Carlos Reyes. Los reconocimientos a su labor llegan con el nuevo siglo: en el año 2000 es nombrada Miembro de Honor de la Academia Canaria de la Lengua; en el 2001 se le dedica la exposición ‘Los álbumes de Josefina de la Torre: La última voz del 27’ en la Residencia de Estudiantes de Madrid; y en 2002 se le concede la Cruz de la Orden Islas Canarias. En ese mismo año, muere Josefina de la Torre en su casa de Madrid, lejos de la tierra que le vio nacer.