El legendario cantante y saxofonista camerunés Manu Dibango ha muerto en las últimas horas de una infección derivada del Coronavirus, Covid 19. Ya se había especulado en los últimos días sobre el estado de salud de este gran e histórico miembro de la música africana.

En un comunicado distribuido a través de sus redes sociales se puede leer que “con profunda tristeza anunciamos la pérdida de Manu Dibango, nuestro papy Groove, quien falleció el 24 de marzo de 2020 a los 86 años de edad, por el covid-19”.

¿Quién no recuerda aquel estilo que acuñó con Soul Makossa? Vamos a repasar algunos de sus videos fundamentales:

Dibango que a pesar de la edad que tenía, no había parado de dar giras y publicar discos, era poseedor de una enorme energía y magia dentro del escenario. Su estilo musical revolucionó el mercado y fue uno de los nombres destacados a la hora de hacer nacer el sello de world music a nivel mundial. De hecho, su trabajo fue anterior al invento de ese sello, he ahí el valor auténtico de este pionero de la música.

A lo largo de sesenta años ha llevado una carrera plagada de éxitos, comprometida, y que era claramente protagonista de los charts dentro de la industria musical. Manu Dibango extrajo del saxofón un sonido particular, del que supo imprimir un sello fundamental. En su sonido también se podría encontrar tonalidades de vibráfono, marimba y otros instrumentos de percusión que hacía de su música un sello ineludible y fácilmente identificable.

Recordamos que Manu Dibango y banda visitaron las Islas Canarias, por ejemplo lo hizo, cómo lo recuerdan las crónicas, en el Womad de Las Palmas de Gran Canaria del año 2002. Compartió cartel con músicos como Geoffrey Oryema y Ray Lema.

Descanse en paz, Manu Dibango, una víctima más la actual crisis que estamos viviendo a nivel global, el covid19 o coronavirus. En estos momentos de zozobra y de aturdimiento esperamos mejores horizontes y que la música de Dibango, que es tan optimista y luminosa y nos queda como legado, nos guíe en el futuro para salir del oscuro hoyo en donde nos encontramos.

Foto: Promocional.