El pianista McCoy Tyner falleció a los 81 años. Fue mayoritariamente reconocido como una de las piezas claves en el mítico cuarteto del saxofonista John Coltrane. Sin embargo, la carrera de Alfred McCoy Tyner fue siempre de interés, más allá de su participación en discos míticos como A Love Supreme.

Tyner fue el mayor de tres hermanos y nació en la localidad estadounidense de Filadelfia. Comenzó a estudiar el piano a los 13 años de edad y recibió la influencia decisiva de Bud Powell, quien era vecino de Tyner. McCoy Tyner apareció por primera vez en un escenario con Benny Golson y Art Farmer (grupo que se llamó Jazztet).

Pronto conocería al saxofonista John Coltrane y empezaría a gestar uno de los cuartetos base y más importantes para entender la historia y evolución del jazz. Con Coltrane grabó discos considerados míticos como Live at the Village Vanguard, Ballds, Live at Birdland, el citado A Love Supreme y muchos más. Todos ellos bajo el auspicio del sello Impulse!

En el año 1962 publicó su primer disco en solitario, dejando por sentado que tenía mucho que decir con respecto a su propia iniciativa musical, nos estamos refiriendo a Inception. Tras dejar a Coltrane grabaría para el sello Blue Note Records algunos discos de excepción como Expansions y Extensions. En Fly with the wind incluiría a músicos pujantes de la fusión como el flautista Hubert Laws y el batería Billy Cobham.

En un día como hoy en el que despedimos a uno de los pianistas cumbres de un estilo y de una época, no podemos olvidar cuando lo vimos en directo. Fue en el Teatro Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, el pasado 22 de noviembre de 2011. A McCoy Tyner lo acompañó en ese momento el bajista Gerald Cannon y el batería Joe Fansworsth con los fichajes de solistas de la repercusión de Chris Potter y Jose James. Fue un tributo al disco que el mismo pianista protagonizó con John Coltrane y el solista Johnny Hartman.

En definitiva, descanse en paz McCoy Tyner que como hemos indicado fue uno de los pianistas que más aportaron al estilo jazz. Quedará para siempre en la memoria gracias a una antología de actuaciones y discos que son un verdadero Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Promocional.