Hoy dedicamos nuestra ventana musical y de variedades a recomendarles la escucha de un excelente disco: Impressions in Blue and Red de Alex Goodman. Goodman nació en Canadá pero desde hace algún buen puñado de años se estableció en la Meca de la música jazz, la ciudad de New York. En esa escena ha podido simpatizar no sólo con los músicos que intervienen en este doble trabajo sino con otros que siguen marcando el movimiento de la Gran Manzana. Al respecto, podemos nombrar a John Patitucci, Dick Oatts, Joel Frahm y ha actuado con artistas también consagrados como Charles Lloyd, Eric Harland o Ari Hoenig. Forma regularmente parte de diferentes grupos como los de Manuel Valera, Lucas Pino No Net Nonet, Mareike Wiening, Roxy Coss, entre otros.

Además Alex ha pintado un excelente nuevo disco doble. Como confiesa en la presente entrevista, todo el mundo le recomendó que sacase dos discos separados pese a que podría parecer una traición al concepto. Ni corto ni perezoso, el guitarrista ofrece dos grandes formaciones en cada uno de los trabajos. Por otro lado, aprovecha nuestro contacto para agradecer a Canadá, ya que sin su intervención no hubiera podido haber publicado tan excelente obra.

No podíamos, sin embargo, sustraernos de la realidad que estamos viviendo con el coronavirus y covid19. Una de las partes de la entrevista se desarrolla con respecto a la dureza de la vida con estas actuales circunstancias. El panorama lo dibuja muy negro con economía 0 con respecto a la actual crisis. Sin embargo, lo tomaremos por la palabra. Esperamos verlo tocando otra vez en lugares como España ¡Excelente trabajo, Alex Goodman!

Para empezar, nos gustaría saber cómo empezó en el mundo de la música, ¿Fue la guitarra su primera compañía? ¿Qué recuerda sobre éstos primeros pasos?

– Alex Goodman: Empecé tocando el piano cuando tenía alrededor de 8 años. Cogí la guitarra alrededor de los 14 y me enganché al jazz al final de mi época de secundaria. Estaba interesado en la música, pero no pensé que eso acabaría siendo mi profesión. Cuando empecé la Universidad quise tener un doble título, haciendo una licenciatura en artes y música al mismo tiempo. Comencé en esos momentos a tomarme más en serio la música. En mi segundo año me di cuenta que no tenía tiempo para dedicarme a fondo a ambos campos de estudio. Seguí estudiando música. Ahí fue cuando me apliqué realmente a tocar profesionalmente definitivamente.

– Volvamos al presente, su último disco se llama Impressions in blue and red. Está compuesto por dos cds con dos bandas totalmente diferentes. ¿Fue más fácil hacerlo así en un lanzamiento único que poner en circulación dos discos en diferente tiempo?

– Alex Goodman: En realidad, la mayoría de las personas con experiencia en la industria de la música me recomendaron lanzar el proyecto como dos discos diferentes, con ello se conseguía máxima visibilidad. Pero es que en realidad concebí la música como relacionada y complementaria y tenía más sentido para mí conectar los dos proyectos. Escribí las piezas al mismo tiempo y estaba explorando las similitudes y diferencias entre los dos repertorios al unísono. También quería hacer algo un poco diferente a mis proyectos anteriores. El enfoque del doble cd me sirvió para darle un marco diferente a mi música. Podría haber tenido sentido lanzarlo en dos rondas, pero quería vincular los proyectos como una sola pieza conceptual.

– ¿Cómo conoció a los músicos que forman parte de este trabajo?

– Alex Goodman: He tocado bastante con estos músicos en diferentes escenarios a lo largo de los años, Jimmy (McBride), Martin (Nevin) y yo hemos hecho muchas giras tocando esta música. Hemos ido a lugares como China, Ucrania y toda Europa. Por otra parte, he sido fanático de Ben (Van Gelder) durante mucho tiempo hemos tocado en Holanda en el año 2018. Sabía que iba a facilitar mucho las cosas al trío por la manera que tenía de tocar y quería grabar con él. En Nueva York tuve la posibilidad de conocer a Alex (Lore), Rick (Rosato) y Mark (Ferber) ,tanto música como personalmente bastante bien. Quería usar la misma instrumentación en ambas sesiones y explorar las diferencias que surgían de las diferentes combinaciones de músicos.

– Cuartetos que integran saxo alto, en ese sentido que apunta ¿Fue una idea preconcebida? ¿La tuvo desde el comienzo de las sesiones?

– Alex Goodman: He tenido siempre una conexión muy especial con el saxo alto y pasé muchos de mis primeros años transcribiendo a una buena cantidad de diferentes saxofonistas altos. Fue un intento de volver a mis pasiones iniciales. El primer CD que lancé como líder, Bridges, ya tuvo saxo alto y desde entonces he explorado otros instrumentos también. Al volver a su escucha, creo que tuve algunas ideas interesantes sobre esa primera sesión, ahora me resultaba interesante especialmente. Desde entonces he ido en diferentes direcciones y quería centrarme en lo que hizo que ese primer proyecto fuera persona y único para mí.

– ¿Qué otras influencias guarda en este doble disco?

– Alex Goodman: También sentí la influencia de Andy Warhol y sobre todo del uso que tenía de los materiales a lo largo de su carrera. Hay una gran pieza en el Museo Warhol, en Pittsburgh, que expande el lienzo con cinta para crear un trabajo más grande de varias piezas. Curiosamente, en sus trabajos posteriores sigue usando ese formato de una manera muy interesante. Estaba verdadero intrigado por el uso de esta técnica temprana y que siguió usando a lo largo de su carrera. Eso me hizo pensar que quería volver a visitar texturas, conceptos y –en mi caso- instrumentación que he usado desde mi primer trabajo. Creo que hay cierta honestidad que proviene desde las primeras ideas, ya que no están influenciadas por nadie en concreto. Estoy aprendiendo a confiar en este instinto y tratar de desarrollarlos. El timbre de saxo alto es algo que desde el comienzo me atrajo.


– La mayoría de las composiciones son de su autoría, ¿En qué piensa cuando comienza a componer una canción ¿Cuándo se coloca el título de la obra? ¿Cuándo la termina?

– Alex Goodman: Cuando comienzo trato de comprometerme con una sola idea que sea digna de desarrollo. A partir de ahí, trato de mantener esa idea fundamental para el resto de la pieza. Intento hacer todo lo que está relacionado con esa idea original y encontrar diferentes formas de llevarla a la vida. Esto se volvió muy importante para mí cuando estaba estudiando contrapunto y aprendiendo sobre la escritura de las canciones. Es sorprendente cuánto puede hacer un compositor como Bach por ejemplo, con una simple idea o quizás dos. Siento que una pieza de jazz es una historia corta y sólo hay espacio para algunas ideas bien concebidas. Para mí, es más importante desarrollar uno o dos conceptos que presentar demasiados.

Desde otro punto de vista, la composición puede ser un proceso prolongado para mí, estoy constantemente editando mi trabajo. La mayoría de las piezas de este álbum estaban en su octavo o noveno borrador antes de que sintiera que estaban listas para grabar. Intento concentrarme constantemente en la claridad y eliminar gradualmente cualquier aspecto innecesario de una composición A medida de que pasa el tiempo, mejoro haciendo esto por adelantado, pero todavía estoy en un estado constante de edición (risas) ¡Incluso he cambiado estas piezas desde que salió el CD! (más risas).

– Algunas de las canciones clásicas, temas de Herbie Hancock o de los reconocidísimos creadores de estándares como Rodgers y Hammerstein. ¿Por qué eligió esos determinadas canciones?

– Alex Goodman: Toco regularmente muchos estándares en mi vida profesional. Es una música con la que conecto y también los escucho regularmente. Estas piezas me dieron la oportunidad de grabarme haciendo lo que hago en gran parte de mi trayectoria profesional, tocar música de otras personas. Esto resultó ser importante para mí, porque me siento relajado haciéndolo y me gusta la forma en que representa mi maestría musical.

Por otra parte, no olvidemos el título del disco. Quería incluir estas piezas que yo asociaba mentalmente con el color azul y el rojo. Descubrir cualidades de los colores interpretados en la música fue un proceso que incluyó el proceso de composición y la reflexión sobre los atributos musicales de los estándares asociados con el color. Estas piezas representaban esas cualidades para mí.

SOBRE EL COVID19

Resulta muy difícil. Mi vida económica se basa en actuar para vivir y te puedes imaginar lo precario que resulta. «Precario», por llamarlo de manera benévola. Con este golpe desapareció de un plumazo todo mi trabajo. Es probable que mi trabajo de verano hacia delante también se vea comprometido.

– No podemos sustraernos de la cruel realidad que nos azota, ¿Cómo resulta vivir con el covid19 también llamado coronavirus?

– Alex Goodman: Resulta muy difícil. Mi vida económica se basa en actuar para vivir y te puedes imaginar lo precario que resulta. «Precario», por llamarlo de manera benévola. Con este golpe desapareció de un plumazo todo mi trabajo. Es probable que mi trabajo de verano hacia delante también se vea comprometido. En esencia, de la noche a la mañana, mis compañeros y yo hemos pasado a estar desempleados en una industria que temporalmente, para colmo, deja de existir. Aprovecho al máximo la situación para ir practicando mucho y haciendo que la experiencia sea lo más positiva posible. También me conecto con músicos dando clases a través de skype, lo cual ha sido genial. De hecho, si alguien está interesado en este momento loco, les dejo por aquí mi email. Ofrezco lecciones con descuento para tratar de mantenerme a flote y conectarme con tantos músicos como pueda ¡Tengo mucho tiempo!

En otro sentido, el estilo de vida de Nueva York es habitualmente muy agitado y no te permite sentirte a practicar de manera regular mucho tiempo. Hay muchas cosas que además que quería reunir musicalmente. Desde ese punto de vista la situación es en parte positiva. Pero no dejo de pensar, estoy muy preocupado por muchos de mis compañeros, es un momento terriblemente desafiante.

¿Cómo resulta vivir de la música sin espectáculos en directo, sin conciertos, sin público, sin música en vivo, en defintiva?

– Alex Goodman: ¡Es casi imposible! No sé dónde van a parar las cosas, pero siento que necesito resolver algo rápidamente. Intentaré estar preparado para cualquier cosa dentro de las especiales circunstancias. De todos modos, nunca se está realmente preparado para una situación tan desesperada. Voy a hacer todo lo posible para conectarme con la gente como educador, no veo otra manera realmente.

– Elija dos canciones para nuestra vuelta como programa de radio para cuando la crisis del covid 19 pase…

– Alex Goodman: No Man’s land y Toys. ¡Gracias!

– Elija 5 de sus guitarristas favoritos, ya sean del jazz o no:

– Alex Goodman: ¡Qué difícil pregunta! (risas). Muchas de mis principales influencias han sido instrumentistas que no han tenido que ver con la guitarra. Aunque siento que puede haber una atracción magnética de personalidades fuertes con respecto a su instrumento, pasé mucho tiempo estudiando músicos de otros instrumentos de hecho, para tratar de mitigar el impacto de imitar los conceptos de otros guitarristas. Dicho esto, haré una lista de los 5 principales, diría: Ted Greene, Ed Bickert, Kurt Rosenwinkel, George Benson y Jimmy Wyble.

– Este trabajo ha sido lanzado a través de Outside in Music y hay apoyo por parte del Consejo de Canadá para las artes ¿Cómo influyen estos sellos a la hora de publicar un disco doble en nuestros días?

– Alex Goodman: No es fácil, definitivamente es una labor de amor a la música. Estoy muy agradecido por pertenecer a un país que invierte en sus artistas y que ha ayudado a que se haga tanta música genial. Es muy difícil recuperar los gastos como artista de jazz que propone hacer un cd. No sé si podría hacerlo sin el apoyo de Canadá. También es particularmente difícil para este proyecto porque parece que muchos de nuestros lanzamientos en tiempos de pandemia global como la que estamos viviendo.

De cualquier manera, si alguien está interesado en apoyar este proyecto o de otros músicos de jazz en general, en este momento difícil deberían comprar sus discos de manera directa. Eso realmente los ayuda. Yo les dejo el enlace en donde pueden adquirirlo. Si está en condiciones por favor compre directamente música a sus artistas favoritos. Hay mucha música independiente excelente y es el momento realmente vital para ayudar a los artistas que están creando.

– Gracias su tiempo y por su contacto, si quiere añadir cualquier cosa que tenga importancia hágalo sin dudar en este momento. ¿Puede mandar quizás un saludo a nuestros lectores de la web www.cancionaquemarropa.es?

– Alex Goodman: Muchas gracias por la lectura y por la entrevista. Resulta un placer hablar de estos temas contigo, Héctor. Realmente aprecio lo que estás haciendo a través de tu medio y todo el apoyo ¡Les deseo todo lo mejor y espero poder tocar en España cuando toda esta incierta situación desaparezca!

Foto: Desmond White.