Nueva víctima en el mundo de la música y más concretamente en el jazz de la terrible pandemia que está asolando el tiempo que nos está tocando vivir: covid19, coronavirus. Ha fallecido en New York el contrabajista Henry Grimes. Tenía 84 años.

Grimes, considerado un virtuoso del instrumento compartió escenarios con hombres tan importantes en la escena musical como Sonny Rollins, Thelonious Monk, Gerry Mulligan y otros muchos. También estuvo vinculado estrechamente a la escena de la libre improvisación, también conocida como el free jazz como Albert Ayler, Archie Shepp, Pharoah Sanders o Don Cherry, entre otros.

La historia de Grimes reviste ciertos momentos de relevancia absoluta y también de retiro. Grimes nació en la localidad de Filadelfia, en noviembre de 1935. Tras comenzar por diversos instrumentos de cuerda y de viento se alojó para siempre en las cuerdas de un contrabajo. Llegó a New York y es famosa la anécdota de que en el Festival de Newport de 1958, en Long Island, actuó durante un fin de semana con seis grupos. Tenía 22 años pero ya estaba en las formaciones de Monk, Mulligan, Konitz o Rollins. También durante una época fue miembro de la orquesta de Charles Mingus.

Después de brillar en la escena, cierto día, se mudó a California y sencillamente desapareció, según narran las crónicas. Muchos pensaron incluso que había pasado a mejor vida. Fue descubierto por un asistente social en el año 2002 haciendo otra clase de trabajos como la albañilería o escribiendo poesía. Se cuenta que desconocía que había muerto su amigo Albert Ayler (quién falleció en el año 1970). Pronto se juntó con otro compañero William Parker y empezó con renovada fuerza en la música y en el instrumento.A partir de ahí no dejó la senda con artistas de la calidad y de la trascendencia mediática de Joe Lovano, Dave Douglas, Marc Ribot o Wadada Leo Smith, entre otros.

Descanse en paz Henry Grimes, de 84 años. Desde que se ha sabido la noticia las redes sociales, como es tristemente usual últimamente, se han llenado de las lógicas muestras de condolencias y de tristeza. A marcha forzadas vamos perdiendo demasiados efectivos en relación al jazz y la música de improvisación, especialmente aquellos que por edad están considerados como legendarios. En las últimas fechas han muerto demasiadas estrellas del estilo como por ejemplo Lee Konitz, Andy Gonzalez, Bill Withers, Bucky Pizzarelli, Ellis Marsalis Jr. Wallace Roney, entre otros, que conformaron, en diversos ámbitos del mismo estilo –entendido éste como muy abierto, casi como música negra- un universo musical distinto.

Foto: Promocional.