La conocida compañía canaria de música y artes escénicas Pieles presentó el pasado 8 de abril «Mazurca del campesino» en sus redes sociales. Esta pieza se concibió desde el principio como una apología del trabajo de los campesinos, eslabón ineludible de la cadena alimenticia y fuente de tradición y cultura, a los que esta compañía han dedicado numerosas piezas musicales e incluso un espectáculo completo, como es el caso de su Canto al trabajo.

Los miembros de Pieles, tanto el elenco como los técnicos, han encontrado en sus hogares durante estos días de confinamiento trincheras amables, las cuales les han permitido unirse y volver a crear con la misma ilusión de siempre a pesar de que el proceso, como es de suponer, ha sido bien distinto. La compañía al completo, que se caracteriza por transitar a la perfección la vía que une el legado de nuestros ancestros y la vanguardia de los medios técnicos, ha grabado esta pieza audiovisual por separado y con los medios de los que han dispuesto cada uno en su casa; algunos con equipos de estudio profesional, y la mayoría con dispositivos móviles, para sonido y vídeo.

Para la compañía, acostumbrada a tocar y a cantar recordando y homenajeando a nuestros antepasados, ha sido un trabajo y un proceso muy ilusionante, ya que la motivación ahora es alabar y agradecer a los campesinos de hoy, a sus manos y a la tierra. La compañía entiende que la salud reside en la naturaleza, y que los canarios tenemos un vínculo muy estrecho con ella. Por eso «Mazurca del campesino» —que en menos de una semana cuenta con más de 14 mil reproducciones— es el reconocimiento más sincero que la compañía Pieles hace esta vez a la cadena de personas que nos proporcionan el alimento aún en tiempos tan difíciles para muchas personas.

Foto: promocional.