Correverás. A pesar de la distancia, mantén la distancia. Esta expresión, aunque sea un tanto cacofónica, describe la sensación que ha dejado la “Colonia 23 posibilidades: a pesar de la distancia”. Esta nueva fragancia tiene un nombre de lo más peculiar, “Colonia 23 posibilidades: a pesar de la distancia”. Con tantas posibilidades, esta nueva colonia parecía sinónimo de éxito.

Menudo revuelvo que se montó con la nueva fragancia. No recuerdo algo así. Ciertamente, no se realizó “premier” de presentación alguna para el nuevo producto y tal vez por ello la colonia irrumpió con tanta fuerza en el mercado. Finalmente, se organizó una rueda de prensa, pero tras la misma, paradójicamente la colonia empezó a dejar de tener tantas posibilidades como se creía. Tuve la suerte de presenciar telemáticamente esa rueda de prensa y ha sido tan sorprendente como el nombre de la colonia.

A la mencionada rueda de prensa asistieron varios periodistas. Ante la primera pregunta que hizo uno de los periodistas, rápidamente se aclaró por alguien que había allí que la colonia no se llamaba “veintitrés posibilidades” y que más bien las posibilidades podrían ser como mínimo “2”. También, se explicó que fue un “influencer” quien dijo que realmente eran “3” posibilidades. Ante tal tesitura, según dijeron en la rueda de prensa, se optó por escoger tanto el número “2” como el número “3” para el nombre de la colonia. También, se dejó claro que no había más posibilidades: sólo “3”. Otro periodista, habitual tertuliano de la TV, incluso llegó a sugerir que mejor era incluir la expresión “más o menos” y que podrían acompañarse los símbolos matemáticos “+” y “- “. Ante tal sugerencia, se dijo que lo tendrán en cuenta en los futuros envases. “Algo es algo”, manifestó otro periodista.

No hubo más preguntas en la rueda de prensa, pero es indiscutible que alguna cuestión quedó en el tintero. ¿Y qué ocurrirá con las “veintitrés posibilidades”? ¿Dónde están las “veintitrés posibilidades”? La respuesta tal vez no sea sencilla. Entre tanto, el reloj no se detiene y corre sin parar. Gracias al transcurso del tiempo, ya hay más de “veintitrés posibilidades” en estos instantes, y es que en la letra pequeña del envase de la colonia se decía lo siguiente: “Correverás: cuanto más corres, más lo verás”.

Jaime Díaz Fraga es abogado en ejercicio desde el año 2004. Tiene su despacho en la Calle Heliodoro Rodríguez González, número 4, (Tomé Cano) Santa Cruz de Tenerife.

Foto: Promocional.