El gallego Nefta Lee tiene nuevo single dedicado a los amantes y amores frustrados, lleva el título No quiero nada serio ¿A quién no le han dicho alguna vez esa excusa? No es una frase que suene ajena a casi nadie, pues gran parte de la población ha sido humillada de esta forma. Es un mal trago, un temor, una puñalada trapera. Son las cuatro palabras que rompen el corazón. El lema de lo que comúnmente se conoce como pagafantismo.

Duele sí, pero Nefta Lee saca rédito de la situación con un himno con el que exorcizar todo odio o resentimiento, una herramienta de desahogo, disponible desde hoy en plataformas digitales, para todos los amantes desilusionados: No quiero nada serio.

 

«Después de llevar tres, seis o hasta ocho meses con esa persona, después de mil cenas, cines, citas y sexo salvaje, te sueltan la frase un día, que a veces no es ni a la cara sino en un mensaje de Whatsapp: ‘Lo siento, pero no quiero nada serio contigo’, seguida de esa que es aún peor: ‘No es por ti, soy yo'».

Este es el lamento que ha llevado a Nefta Lee a componer su nuevo single, el segundo que comparte durante el confinamiento tras La triste realidad del músico, y quinto que estrena de forma independiente desde el lanzamiento de su último disco: Por amor a helarte. Para la producción de No quiero nada serio el cantautor gallego ha contado de nuevo con la inestimable ayuda de Aroa García.

Sobre Nefta Lee

Neftalí Cristóbal González, más conocido como Nefta Lee, nació en Orense en 1982. Se radicó en Buenos Aires (Argentina) en 2010 y en 2011 edita allí su primer disco, Y una cosa llevó a la otra, llegando a las listas de la MTV argentinas. El éxito le lleva en 2015 a lanzar Perverts, en el que grabó con Onda Vaga, Gustavo Cordera y Fernando Samalea (batería de Charly García y Gustavo Cerati). En 2017, de vuelta en España, Nefta Lee vuelve a cantar completamente en castellano con Por amor a helarte, un disco que se gestó durante su estancia en Bergen (Noruega) y que fue grabado en colaboración con el músico Roberto Portillo, bajo la supervisión del productor Sebastián Merlín (ganador de dos Grammys Latinos con Jorge Drexler en 2014).

Foto: Promocional.