Legalmente ciego de nacimiento, el tecladista, compositor y director de orquesta brasileño Manfredo Fest aprendió a leer música en braille y comenzó a estudiar música clásica a una edad temprana. A los 17 años se había enamorado del jazz (particularmente la música del pianista ciego George Shearing) antes de ser arrastrado por el emergente movimiento bossa nova de Río en los años sesenta. Ahora tenemos la posibilidad de escuchar, digitalmente limpio, Brazilian Dorian Dream de Manfredo Fest. Todo un lujo.

Al mudarse a los Estados Unidos en 1967, donde trabajaría con su compatriota Sergio Mendes, Fest grabó y lanzó Brasilian Dorian Dream en 1976, reclutando a Thomas Kini (bajo), Alejo Poveda (batería, percusión) y Roberta Davis (voz).

Como un viaje en ascensor intergaláctico con motor turbo, Brazilian Dorian Dream se basa en el principio de las escalas diatónicas modales del modo Dorian, con influencias de los ritmos brasileños, el jazz y el funk norteamericanos, y la música de la era barroca y romántica europea.

La unión de estos estilos intergeneracionales e intercontinentales, junto con el uso visionario de Fest de los sintetizadores Fender Rhodes, Clavinet, Arp y Moog (más una gran cantidad de unidades de efectos), hace que un álbum esté a años luz de su tiempo.

Manfredo falleció en Florida en 1999, y su música nunca llegó al público que merecía. Debido a la naturaleza independiente y la duración limitada del lanzamiento original, Brazilian Dorian Dream ha permanecido hasta el día de hoy casi imposible de encontrar en vinilo.

Far Out Recordings se enorgullece de hacer que esta obra maestra esté disponible para nuevos públicos con un vinilo remasterizado, un CD y una reedición digital en 2020.

Foto: Promocional.