La muestra de Fernando Higueras, presentada esta mañana por la consejera insular de Cultura, Concepción Rivero, y el director artístico de TEA, Gilberto González, está comisariada por Lola Botia y puede visitarse desde hoy [viernes 10], de martes a domingo de 12:00 a 20:00 horas

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte del Cabildo de Tenerife, presentó hoy [viernes 10] la exposición Fernando Higueras. Desde el origen, una muestra que propone un recorrido cronológico y sumamente visual por la obra de Fernando Higueras (1930-2008), uno de los arquitectos españoles más importantes del siglo XX. La consejera del Área de Cultura, Museos, Educación, Juventud y Deporte del Cabildo insular, Concepción Rivero; el director artístico de TEA Tenerife, Gilberto González; y la comisaria de la muestra Lola Botia; dieron a conocer los detalles de esta muestra que reúne documentación original, dibujos, fotografías, planos de sus obras y vídeos en los que el arquitecto habla sobre sus edificios y su concepción de la arquitectura.

Concepción Rivero destacó que esta nueva muestra acerca al visitante tanto a la amplísima obra de Higueras, que se presenta dividida en seis periodos temporales, como a su multifacética figura creadora. “Fernando Higueras era un genio, ya que era un artista integral, multidisciplinar, y eso es algo realmente excepcional”, subrayó la consejera al presentar la muestra de Higueras, iconoclasta, visionario, pintor, músico, fotógrafo y arquitecto que ha dejado como herencia en la historia de la arquitectura española un modo emocional de considerar la arquitectura desde su cualidad más esencial.

“Fernando Higueras. Desde el origen puede visitarse desde hoy [viernes 10] hasta el 25 de octubre, de martes a domingo de 12:00 a 20:00 horas, y con entrada gratuita”, adelantó Concepción Rivero. “Hay que aprovechar y venir a TEA a disfrutar de esta muestra, que llega a la Isla tras su paso por la Fundación ICO (Madrid), en el MIAC (Lanzarote) y en el CAJI (Fuerteventura)”, señaló la consejera sobre esta exposición que ofrece un exhaustivo recorrido visual por la obra de este prolífico arquitecto que sintetiza 50 años de carrera y reúne alrededor de 70 proyectos de los más de 300 que desarrolló durante su apasionada trayectoria.

Por su parte, Gilberto González adelantó que durante el tiempo que esté esta muestra -comisariada por Lola Botia y organizada por TEA en colaboración con la Fundación Fernando Higueras- se organizarán varias visitas guiadas a la misma y destacó la enorme vinculación de Fernando Higueras con Canarias así como la “enorme contemporaneidad de sus obras”. “Fernando Higueras es un personaje fundamental que devuelve la palabra arquitectura a su sentido, entendiendo perfectamente al individuo y al lugar”, agregó González.

“No puedo estar más contenta de estar aquí con esta exposición”, reconoció la comisaria Lola Botia que explicó que Fernando Higueras. Desde el origen rinde un verdadero homenaje a este genial creador. “Yo uso la mirada de Fernando para hacer un recorrido por su obra”, agregó Botia que colaboró con el arquitecto durante 34 años. Subrayó “la relación de amistad incondicional existente entre César Manrique y Fernando Higueras” y explicó que fue precisamente en Lanzarote donde realizó su primer trabajo en las Islas. Asimismo habló de dos de los colaboradores de Higueras, Antonio Miró y Félix Candela, e hizo un repaso por algunas de sus obras más destacadas.

 Fernando Higueras -destaca Lola Botia en el texto de esta muestra- forma parte de la promoción CX de la Escuela de Arquitectura de Madrid (1954-59), una generación de estudiantes que llegaba con la ilusión de ejercer su profesión en un país donde había mucho por hacer y, a la vez, por innovar, una España inmersa en pleno crecimiento económico. Higueras desarrolla su obra arquitectónica acercándose a los postulados de los movimientos de la pintura de vanguardia. El desencofrado de su Proyecto Fin de Carrera da cuenta de ello: rociaba de gasolina el encofrado, prendiéndole fuego para conseguir el equivalente al abstracto en pintura.

Su polifacética formación artística, de la que no se desvincula a la hora de desarrollar sus propuestas arquitectónicas, es intrínseca en él y se mantiene como una presencia continua. Su carácter e intuición le permitían pasearse por las múltiples disciplinas que dominaba y extraer diferentes conclusiones de cada una de ellas, pero sin desvincularse de ninguna en especial.

Pasarán años hasta que las separe, sustituyendo, de algún modo, esa estética tan impactante por otra más reflexiva, racionalista y convencional, pero manteniendo la complejidad profunda de sus geometrías habitadas. Gracias a esta diversidad y a sus recursos de expresión, su obra se irá diferenciando claramente de la de sus coetáneos desde sus inicios en la profesión. El Refugio en  alta montaña -donde comienza la investigación en torno a la potencialidad del círculo que, con distintas variaciones, será una constante a lo largo de toda su obra-, su Proyecto Fin de Carrera, el Teatro infantil o, culminando esta primera etapa, sus Diez residencias de artistas (1960), evidencian este modo de hacer. Proyectos y propuestas que darán lugar a sus primeras construcciones: la Casa César Manrique, la Casa Lucio Muñoz, la Casa Arche, el Colegio Estudio y el edificio para Unión Previsora, unas primeras obras que ya contienen la genética de su inconfundible arquitectura.

Pese al enorme influjo que su obra ejerció en determinadas etapas, tanto en el panorama nacional como en el internacional -con sucesivas referencias y números monográficos en revistas nacionales comoHogar y Arquitectura y Nueva Forma o las japonesasa+u, y GA, así como los artículos consagrados en sucesivos números de revistas comoL’Architectured’Aujourd’hui-, Higueras no ha recibido en las últimas décadas, incomprensiblemente, la atención que merece. Transcurridos once años desde su fallecimiento, la exposición Fernando Higueras. Desde el origen viene a cubrir esa carencia mediante la presentación tanto de su amplísima obra, dividida en seis periodos temporales, como de su multifacética figura creadora.

 Fernando Higueras

Fernando Higueras nació en Madrid el 26 de noviembre de 1930. Cursó bachillerato en el Colegio Estudio de Madrid, alternándolo con música y pintura. En 1959 se graduó por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Su proyecto fin de carrera se publicó en la revista Nueva Forma de Fullaondo y sus 10 Residencias de Artistas en El Pardo ganaron el accésit del Premio Nacional de Arquitectura. Aficionado a la música, a la pintura, a la escultura y a la fotografía, participó desde1953 en numerosos concursos de las cuatro ramas artísticas logrando a lo largo de su carrera gran número de premios.

En urbanismo y arquitectura consiguió también un sinfín de premios y reconocimientos, entre los más relevantes: la Primera y Segunda Medallas de Arquitectura en la Exposición Nacional de Bellas Artes, 1966; fue invitado como único arquitecto español para el Concurso fue invitado como único arquitecto español para el Concurso Internacional Restringido para Edificio de Oficinas para la firma DOM, en Colonia (Alemania), 1980; Primer Premio del Concurso Internacional para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Abu Dabi, 1980; invitado a la Bienal de Venecia, 1983. En 1983 fue seleccionado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España para optar al Premio Internacional de Arquitectura Pritzker.

En 1998 se concedió al Hotel Las Salinas de Lanzarote (1973) la categoría de Patrimonio Artístico y Cultural de la isla de Lanzarote, además, su proyecto para urbanización de Lanzarote se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. En 2002, el Ayuntamiento de Madrid catalogó y protegió otras tres obras suyas: la sede del Instituto del Patrimonio Cultural de España La Corona de Espinas (1965), el Colegio Estudio, Aravaca (1962), y la UVA de Hortaleza (1963). Su obra ha podido verse en exposiciones que han itinerado por España, dio conferencias por todo el mundo y participó en cursos y seminarios. Falleció en Madrid el 30 de enero de 2008.

TEA, que se ha sometido a rigurosas medidas de desinfección, mantiene un aforo reducido y controlado y continúa sin folletos y con los elementos táctiles para el visitante inhabilitados. Los textos de la muestra están disponibles en la web del centro ([http://www.teatenerife.es)]www.teatenerife.es). Además de ello y siguiendo los protocolos de seguridad establecidos, se solicita a los visitantes que asistan con mascarilla.

Foto: Promocional.