La obra, titulada ‘En plass i skogen’ (‘Un lugar en el bosque’) de Kristine Fornes, está realizada sobre lino y algodón y se podrá visitar hasta el 29 de noviembre dentro del marco del Festival Musaescandinavia

El Museo de la Naturaleza y Arqueología (MUNA), dependiente del Área de Educación,  Juventud, Museos, Cultura y Deportes del Cabildo de Tenerife, que dirige la consejera insular Concepción Rivero, expone hasta el 29 de noviembre la obra titulada  En plass i skogen (Un lugar en el bosque), un bordado a mano sobre lino y algodón de la artista noruega Kristine Fornes realizado en 2012. La iniciativa se enmarca en la nueva edición del Festival Musa, una de las citas estivales que cada año organiza el museo y que en esta ocasión tiene como tema central Escandinavia.

 La obra pertenece a la colección particular de la artista y se encuentra en préstamo en el museo, gracias en gran medida a la mediación del diseñador gráfico noruego afincado en Tenerife Lars Amundsen, quien no solo se hace eco de la estrecha relación que vincula la obra con los grabados expuestos en las salas del MUNA, sino que, además, ha actuado en todo momento como enlace entre el museo y la artista.

 Para la realización de este bordado, cuyas dimensiones son de 145×200 centímetros, la artista se inspiró en una visita que hizo con su familia a la sala de grabados rupestres de Canarias del MUNA. Allí, siempre atenta a las expresiones culturales relacionadas con la naturaleza, descubrió las obras esculpidas sobre piedra por las culturas que habitaban las islas antes de la conquista europea. Debe señalarse que una pieza de esta serie, muy similar a la que se exhibe en el MUNA, fue adquirida por la Galería Nacional de Noruega, en Oslo, donde se exhibe en la colección permanente del citado museo.

Las puntadas dadas por Kristine Fornes en su obra En plass i skogen, como hace en cada creación que lleva a cabo, han impregnado de magia el mundo recreado en el tejido. Cada detalle está cosido con precisión y tacto, y las líneas definidas son delicadas y elegantes, lo que hace que el resultado haya sido completamente diferente a las labores de bordados que estamos acostumbrados a ver habitualmente.

Kristine Fornes nació en Longyearbyen, Spitsbergen, pero ha vivido la mayor parte de su vida en Oslo. Graduada en el National College of Art and Design, está especializada en el uso de bordados, estampados, dibujos e ilustraciones. Su principal fuente de inspiración son la historia y la cultura, sobre todo la noruega, aunque también la de otros países. También ha llegado a usar los dibujos de sus propios hijos como parte de su proceso creativo.

Sus obras presentan muchos elementos naturales y animales salvajes junto a iglesias, capitales, princesas, telarañas o caricaturas. Su trabajo gira en torno a los vínculos entre la historia textil, la arquitectura, la arqueología y la historia cultural y natural. Para ello, además, en muchas ocasiones utiliza materiales reciclados.

La artista ha realizado numerosas exposiciones individuales por toda Noruega y ha participado en un gran número de muestras colectivas en distintos países del mundo, como por ejemplo en la Bienal Textil 2019, de Rijswijk (Países Bajos); en la 15ª Trienal Internacional de Textil, en Lodz (Polonia), en 2016, o en la Galería 5, en Estambul (Turquía). Asimismo, trabaja como ilustradora de libros y cd, y es consultora de la House Craft en Oslo (Noruega) y directora artística del Taller Textil Bøler.

Foto: promocional.