El libro recoge la producción poética de los últimos 10 años de Héctor Castrillejo, con poemas, versos de canciones, rapsodias, micropoemas y greguerias

El grupo El Naán prepara su cuarto disco, que saldrá después del verano, coincidiendo con la gira de conciertos para presentar los nuevos temas

El poeta y escritor Héctor Castrillejo, componente de la formación musical El Naán, acaba de publicar el poemario ‘Dioses, ruinas, semillas y canciones’, un libro que recoge su producción poética de la última década, con poemas, letras de canciones, brindis que son versos al sol, rapsodias de la Tribu Zíngara y micropoemas y greguerías. Se trata, sin duda, de una obra clave para entender la poesía rural contemporánea.

El autor explora los temas y las formas de la tradición oral más ancestral para llevarlo a un lenguaje contemporáneo, un camino ya recorrido en la creación de las canciones del grupo El Naán. Muchos de los poemas de la obra forman parte de esas canciones, a los que se suman las nuevas composiciones.

‘Dioses, ruinas, semillas y canciones’, editado por ‘Punto Rojo Libros’, nace, según explica su autor, “en un pajar de barro que contiene un hogar en su interior y que  resiste estupefacto, en el centro de un mundo que desaparece”. Héctor Castrillejo vive en ese pajar reconstruido entre ruinas de adobe, en Tabanera de Cerrato (Palencia), un pueblo de 60 habitantes que llegó a tener casi 800 habitantes, hace algunas décadas, donde también nació la canción ‘Cuando el ruido regrese’, que se estrenó con un videoclip en pleno confinamiento.

Este libro se puede adquirir en diversas librerías y puntos de venta o se puede conseguir previa petición al correo  poemaenruinas@gmail.com (14 euros más gastos de envío).

“Desde esta privilegiada atalaya del vaciamiento, solo podía germinar esta poesía que aspira a recoger la belleza que se desprende a borbotones de la desolación. Un pequeño universo donde los enseres que brotan de entre las ruinas nos hablan de los seres que lo poblaron. Un mundo lejano y aparentemente extraño que en realidad es el nuestro, el de nuestros pueblos, el de nuestros abuelos, el de nuestra infancia”, así explica el autor el nacimiento de esta obra. “versos que germinaron  al calor de la lumbre y bajo el colosal cielo de los páramos, que nos hablan del derrumbe físico y emocional de un mundo rural que desaparece llevándose consigo una vasta sabiduría que nos conecta con la tierra, con los ciclos, con los oficios y con la belleza”.

Héctor Castrillejo San Millán nació en Zumárraga (1974) y además de su conocida faceta como miembro y fundador de El Naán, imparte cursos y conferencias de Arqueología Experimental y Prehistoria y es creador de  la  Universidad Rural Paulo Freire del Cerrato.

El libro está fragmentado en varios “libros” interiores: ‘Poemas del Derrumbe’, que son palabras y versos que han “fermentado entre las ruinas”; Canciones, los poemas que conforman las canciones de los discos “La Danza de las Semillas” (2017), “Código de Barros” (2013) y “De babel a Ítaca” (2009) editados por El Naán; Brindis, versos creados para ser lanzados al aire, oraciones, plegarias o ruegos para celebrar, honrar, bendecir o pedir protección al vino en todas sus formas y deidades conocidas y desconocidas; Rapsodias de la Tribu Zíngara, poemas creados para ser declamados a viva voz en diversos espectáculos y ritos, tanto en conciertos de El Naán como en las representaciones, los viajes y los rituales de la Kabaila Zingary y en  pregones para fiestas y eventos, y Micropoemas y greguerías,  chispas, guiños fugaces de poesía, a veces ocurrente y humorística y a veces simple pero esencial.

Como expone el autor en su presentación, este libro está dedicado a “un mundo ajeno que en realidad habita en nuestra sangre y en nuestros sueños. Un mundo perdido al que pertenecemos y que contiene también arcadias campesinas, sabidurías secretas, hogueras y cánticos en la noche, oficios asombrosos y susurros antiguos. Un mundo en el que las semillas atrapadas en las grietas comienzan a palpitar con la promesa de que entre las ruinas está fermentando un mundo nuevo”.

El autor está inmerso en la presentación de este en diversos encuentros literarios, que compagina con las actuaciones del espectáculo poético-musical “La desaparición de las luciérnagas” que ofrece El Naán, en versión dúo, donde los poemas de ‘Dioses, ruinas, semillas y canciones’ se funden con canciones y melodías propias y tradicionales interpretadas por Héctor Castrillejo, junto al músico Carlos Herrero.

El grupo palentino El Naán es un proyecto musical y poético, que explora la raíz étnica de la tradición Ibérica y Castellana. En la actualidad el grupo castellano prepara un nuevo trabajo discográfico, inspirado en el concepto de la ‘rosa de los vientos’ y que cómo explica Héctor Castrillejo, será un paseo por los “caminos invisibles que nos unen, un mapa imaginado de los cuatro vientos, las mareas, o los humildes senderos de tierra, con parada en las músicas de raíz de la América indígena y campesina.

Este nuevo trabajo, que será el cuarto disco, saldrá después del verano, casi al mismo tiempo que se iniciará la Gira de actuaciones para presentar los nuevos temas, si el confinamiento lo permite.

El Naán al completo está formado por César Díez (bajo eléctrico), María Alba (segunda voz, percusiones y pandero), Adal Pumarabín (percusiones), Javier Mediavilla (guitarra eléctrica), Carlos Herrero (voz principal, buzuqui, tres), Héctor Castrillejo (poesía, videoarte y rapsoda) y César Tejero (saxo).

El septeto ha llevado su directo a festivales de Irlanda, Polonia, Hungría, Portugal y en Inglaterra, donde actuaron en directo en la BBC. Su segundo disco, ‘Código de Barros’ fue distribuido por el sello Inglés ARCMusic, una de las principales referencias mundiales en la World Music y el Folk, desde 1976. El último disco ‘La Danza de las Semillas’ fue el Mejor Disco Europeo 2018, por la Trasnglobal World Music Chart, y llegó al puesto número 4 del TOP 100 Mundial.

Foto: promocional.