Se cumple el centenario de nacimiento de Mario Benedetti, uno de los más importantes poetas del Cono Sur y también de índole mundial. Además de poeta, el uruguayo fue dramaturgo y periodista y está considerado como un brillante miembro de la Generación del 45 entre los que se encuentran también algunos como Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti. Benedetti falleció con 88 años.

Nacido en Paso de los Toros (Uruguay) y fallecido en la capital del mismo país, el 17 de mayo de 2009, Mario Benedetti tuvo una producción literaria intensa, más de 80 libros algunos de los cuales fueron traducidos a más de veinte idiomas. Director de revistas literarias como Marginalia también publicó ensayos como Peripecia y novelas.

Tras el Golpe de Estado de Uruguay, en el año 1973, renuncia al cargo que tenía en la universidad y por sus posiciones políticas abandonó el país yendo a refugiarse a Buenos Aires, Argentina, en primera instancia, hasta que se fue a Perú donde fue detenido para después instalarse en Cuba desde el año 1976. Al año siguiente, Benedetti acabaría en España, en Madrid. Fueron 10 años fuera de su patria.

Falleció en el año 2009, después de una carrera gloriosa. No podemos olvidar sus trabajos también musicales con su poesía y la labor de Daniel Viglietti. Refranívocos, entre otros. Benedetti visitó Tenerife y fue bastante comentada en los medios de comunicación locales de aquel momento su participación en el recital realizado en Los Cristianos (Arona), fecha que recordamos con especial cariño.

Recordamos algunos de los versos que más han trascendido:

Te quiero, Mario Benedetti

Tus manos son mi caricia

mis acordes cotidianos

te quiero porque tus manos

trabajan por la justicia

 

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos

 

tus ojos son mi conjuro

contra la mala jornada

te quiero por tu mirada

que mira y siembra futuro

 

tu boca que es tuya y mía

tu boca no se equivoca

te quiero porque tu boca

sabe gritar rebeldía

 

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos

 

y por tu rostro sincero

y tu paso vagabundo

y tu llanto por el mundo

porque sos pueblo te quiero

 

y porque amor no es aureola

ni cándida moraleja

y porque somos pareja

que sabe que no está sola

 

te quiero en mi paraíso

es decir que en mi país

la gente viva feliz

aunque no tenga permiso

 

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos.