Este fin de semana se llevó a cabo la clausura del Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife, Fimucité, con el esperado espectáculo de La casa de papel en el Auditorio de Tenerife. Un concierto correcto.

La velada comenzó pasadas las 20 horas, el viernes 25 que fue la sesión que vimos ya que el día siguiente se repetía el programa, y después de una maratoniana –con instrucciones incluidas- manera de llenar la Sala Sinfónica del recinto santacrucero por las consabidas restricciones covid-19. Con una presentación clásica en estas lides, intercambiando chistes en la introducción al show, comenzaba la música con la Orquesta Sinfónica de Tenerife y bajo la batuta del director del certamen, Diego Navarro.

En los prolegómenos del concierto propiamente dicho se entregó un premio a Alex Pina y dio un discurso en donde incidió en la contradicción que suponía recibir este galardón en un Festival dedicado a la música, siendo él un escritor básicamente. Pina ha firmado series de la categoría de Vis a Vis, El Barco o Los hombres de Paco y se ganó una cerrada ovación. El premio fue entregado por la consejera del Cabildo del ramo.

Poco a poco empezaron a sonar, de manera magistral, cada una de las canciones seleccionadas y puestas en bloque las canciones de la serie española de la Casa de Papel. De esta manera se iba separando el concierto en bloques y movimientos: Obertura o The Plan, Brekin’in, All is Lost, The Heist, Resurgence. Desde el punto de vista musical, la Orquesta Sinfónica de Tenerife se mostró verdaderamente centrada en la labor. Es más, se puede considerar que la OST se mezcló verdaderamente bien con la banda rockera, The Pop Culture Band, que complementaba el sonido. Quizás, en ese aspecto la introducción de un coro de voces pregrabadas no nos entusiasmo del todo. Hubiéramos preferido una actuación en vivo y en directo.

El concierto ofreció un buen tiempo para todos aquellos amantes de la música de cine sin necesitar el apoyo de las imágenes. Probablemente el fan de la serie y especialmente de la música de esa serie disfrutaría del concierto como del mismo cd firmado por Manel Santisteban e Iván Martínez Lacámara. Exquisita música extradiegética, resumiendo.

Todavía hubo alguna perla al final del concierto. Una gema esperada en la noche que supuso la interpretación del tema principal de la serie y de su cabecera: My life is going on por Cecilia Krull. Tuvimos el placer de departir con Santisteban después del concierto y destacábamos el enriquecimiento de la pieza con los nuevos arreglos que como él mismo nos contaba el manierismo de Falla.

En los compases finales del concierto, también hicieron cantar al actor Andrés de Alonso, conocido bajo el alias de Berlín en la serie, lo que a nuestro juicio podría haber estado mejor. Alonso podría haberse dedicado a declamar o a recitar el texto del tema o una parte de Bella Ciao, la reconocida tarantela italiana con la que se daba fin la velada. La verdad es que preferimos bastante más la versión ofrecida por Cecilia Krull y la versión de la reconocida canción italiana cuando tomó el testigo el cantante Fran León. Estos momentos fueron coreados por el público y ahora sí, se levantó de manera leve del asiento y hubo diversión en el graderío.

En conclusión 85 minutos de espectáculo de luces por lo general. Nos gustaría animar a que se volviese a dar Fimucité y que su lema en este 14 año de #SomosLaResistencia, dadas las particulares circunstancias de ese 2020, sea un hecho también en los años sucesivos. Que Fimucité siga muchas más ediciones apostando por la música de las películas ¡Hasta el próximo año!

Foto: Auditorio de Tenerife.