En las últimas horas ha fallecido el contrabajista Gary Peacock, uno de los más prestigiosos del mundo en el estilo jazz. Nacido el 12 de mayo del año 1935, falleció el pasado 4 de septiembre y tenía por lo tanto 85 años.

Peacock tuvo una importante carrera con artistas de la talla de Paul Bley o Art Pepper hasta que se estableció en New York y ahí empezó a lidiar con el prestigioso trío de Bill Evans en donde formó también con el batería Paul Motian. Por otra parte también sustituyó de manera puntual y temporal a Ron Carter en el combo de Miles Davis.

A finales de los 60, pasó un tiempo en Japón y en 1972 estudió biología en Seattle y enseñó música en el Cornish College of the Arts de 1976 a 1983. En ese punto se unió al trío de Keith Jarrett, denominado Standars Trio, también junto al batería Jack DeJohnette que fue uno de los artistas que ha anunciado su muerte en las redes sociales.

En un principio se expresaba de esta manera el contrabajista, post que después borraría sin añadir más explicaciones:

Con profunda tristeza lamentamos el fallecimiento del gran Gary Peacock. Tuve la suerte de haber pasado más de 30 años tocando música increíble con él tanto por separado como en el Trío con Keith Jarrett. Gary tenía un gran sonido, sensaciones y una imaginación muy creativa. Fue el álbum de Gary en ECM, Tales of Another, lo que nos unió, después de eso decidimos seguir tocando juntos, y el resto es historia. Tengo mucho amor y gratitud por lo que ha aportado a la música que llamamos Jazz. Lydia y yo enviamos nuestro más profundo amor a la familia Peacock, ustedes siempre están en nuestros corazones.

En un determinado momento ha cundido el desasosiego entre fans, artistas y numerosos músicos que se encontraron desconcertados por la noticia y por la retirada del post.

Durante casi 25 años actuaron juntos Jarrett, Peacock y DeJohnette y fue uno de los tríos con los que los más inspirados melómanos empezaban a profundizar en concreto en el piano jazz. ¿Quién no recuerda sus publicaciones en la prestigiosa discográfica alemana ECM? Nosotros, en concreto recomendamos aquel mágico Standars, vol. 2.

Con la desaparición de Gary Peacock perdemos un estilo muy determinado de disfrutar del contrabajo del jazz y, como es habitual en estos casos, como una exhalación las redes sociales se han llenado de pésames por su partida. Canción a quemarropa se quiere unir a todas esas muestras de cariño en estas horas tan oscuras. Descanse en paz.

Foto: Promocional (Peacock en el centro).