La bajista, cantante y compositora Brandi Disterheft va a publicar en un breve espacio de tiempo su quinto disco con una importante nómina de músicos. Lo ha titulado Surfboard (Justin Time, 2020) –o lo que es lo mismo en español, tabla de surf-. En el disco se incluye el trabajo siempre destacable del saxofonista octogenario y maestro del instrumento George Coleman, el batería Portinho y el pianista Klaus Mueller.

Disterheft tiene la voz cantante en este extraordinario último lanzamiento y otorga una extraordinaria guía a sus colaboradores que resultan un grupo de verdadero lujo. El disco es un reflejo de sus propios intereses. Sus líneas de bajo destacan por la armonía y también por la dificultad de las mismas, éstas tienen su anclaje en un conjunto de armonía muy bien escogidas en diferentes estilos musicales como son el blues, el jazz mainstream y el cancionero de países tan inabarcables musicalmente como el brasileño y el estadounidense.

No sólo tiene tiempo para repasar esas canciones absolutamente conocidas por todo el mundo sino también sabe como realizar canciones con sus propias letras. Disterheft tiene una voz reconocible así como una importante capacidad para transmitir vulnerabilidad e inteligencia emocional. Surfboard estará disponible en todo el mundo a partir del 30 de octubre de 2020, a través de Justin Time.

1556226d-9c2d-428f-89a5-3c4145f1f745

El proyecto se gesta hace una década en la que tanto Portinho como ella empezaron a interactuar musicalmente y a conocerse. A través del percusionista y poco después conoció al pianista Klaus Mueller. En esa época, estamos refiriéndonos a 2010, la cantante y bajista se muda de su Canadá a la ciudad de Nueva York.

Al respecto de este lanzamiento Brandi Disterheft es bastante clara: “quería grabarnos, Porto tiene una manera muy interesante de elevar el ritmo. Es funky y tiene la posibilidad de llevar un ritmo contagioso además de otorgar a cualquier pieza mucho rango dinámico. Tiene reglas estrictas pero una vez que las aprendes, quiere siempre que te separes de ellas. Siempre está anticipando, cambiando frases. Es muy divertido.”

Y como no podía ser de otra manera no podemos obviar la participación de uno de los nombres más importantes del saxofón de los últimos años. El nombre de Coleman ya supone referirnos a una leyenda. Coleman toca unos solos muy convincentes en estándares como My Foolish Heart, Speak Low o el tema propio de Disterheft Coup de Foudre. La contrabajista y cantante conectó con Coleman a través del desaparecido pianista Harold Maborn con quien coincidió en la formación de Joe Farnsworth desde que se enroló el pasado año 2016.

Foto: Promocional.